Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este viernes 21 de junio
Ennio Morricone. Foto: Reuters /Vídeo: EP

Muere Ennio Morricone, el compositor que homenajeó al cine

Ha fallecido a los 91 años a consecuencia de una caída

Lunes, 6 de julio 2020, 08:15

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El compositor italiano Ennio Morricone, de 91 años, ha fallecido en una clínica de Roma a consecuencia de las complicaciones derivadas de la rotura del fémur que sufrió días atrás por una caída. El músico estaba ingresado desde entonces. Morricone deja medio millar de bandas sonoras para películas y series de televisión. Hace solo un mes fue galardonado, junto a John Williams, con el premio Princesa de Asturias de las Artes.

Como tantos otros compositores, Morricone tuvo una formación que combinó lo mejor del mundo académico (sus clases en la Academia Santa Cecilia, con los grandes de la clásica de su país) con la práctica real, gracias a sus actuaciones en clubes de jazz, donde se hizo un nombre tocando la trompeta. En sus inicios, también hizo arreglos de piezas de otros y hasta escribió un puñado de partituras que luego aparecieron con distinta firma.

Ya había trabajado en el cine, pero su nombre comenzó a sonar con fuerza gracias a su colaboración con Sergio Leone en el 'spaghetti western'. ¿Quién no recuerda la banda sonora de 'La muerte tenía un precio'? Desde los sesenta, compuso para la gran pantalla como un verdadero destajista. Cuando le preguntaban por ello respondía casi molesto que Bach era más rápido. No había gran diferencia: en los setenta hubo años que firmó una veintena de bandas sonoras.

Su trabajo se caracteriza por una cierta dosis de experimentación, el uso de instrumentos autóctonos relacionados con el argumento y los escenarios de las películas, su capacidad para adaptarse a todos los géneros y un lirismo profundo y conmovedor. Suyas son bandas sonoras tan extraordinarias como las de 'Érase una vez en América', 'La misión', 'La leyenda del pianista en el océano' y 'Cinema Paradiso'. Para esta última compuso su propio homenaje al séptimo arte con una banda sonora que está desde hace mucho tiempo en el imaginario de todos los cinéfilos.

Aunque recibió numerosos premios, la Academia de Hollywood fue cicatera con su trabajo. Morricone se ha ido con un Oscar ganado en 2016 por la música de 'Los odiosos ocho' de Tarantino. Antes le habían entregado otro con carácter honorífico en 2006. Visto con perspectiva, es sorprendente que las bandas sonoras de algunas de las películas citadas fueran derrotadas en la votación de los académicos por otras que hoy están olvidadas. No importa. Ennio Morricone está en un lugar de honor en la Historia del Cine.

«Yo, Ennio Morricone, he muerto»

«Yo, Ennio Morricone, he muerto». Así empieza una carta escrita por el famoso compositor italiano para despedirse de sus familiares y amigos y en la que «renueva» su amor a su esposa, Maria.

Morricone falleció en la madrugada de este lunes y enseguida las puertas de la clínica Campus Bio Médico de la capital se llenaron de prensa y el abogado y amigo del compositor, Giorgio Assumma, salió para leer una curiosa carta de despedida de Morricone. «Yo, Ennio Morricone, he muerto. Lo anuncio así a todos los amigos que siempre me fueron cercanos y también a esos un poco lejanos que despido con gran afecto», empieza la misiva. El oscarizado compositor explica que solo hay una razón para despedirse de este modo: «no quiero molestar».

Un recuerdo «particular» se lo dirige a Peppucio, el director Giuseppe Tornatore, para quien trabajó en todas sus películas, y a su esposa, Roberta Pacetti: «amigos fraternos muy presentes en estos últimos años de nuestra vida», sostiene. También cita a algunos amigos y a sus hermanas, Adriana, Maria y Franca; a sus cuatro hijos, Marco, Alessandra, Andrea y Giovanni; y a sus nietos, Francesca, Valentina, Francesco y Luca.

Y en último pero especial lugar a su esposa, Maria Travia, con la que compartió su vida desde que se conocieran en 1950. «A ella renuevo el amor extraordinario que nos ha mantenido juntos y que lamento abandonar. A ella es mi más doloroso adiós», termina.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios