Alizzz canta el día 11, a las 22.00 horas, en la plaza de Santa Ana. / C7

El MMF se extiende por cinco espacios

La proyección de filmes y los conciertos serán en el Paraninfo de la ULPGC, Talleres Palermo, The Paper Club, Shack Bar y la plaza de Santa Ana

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El Monopol Music Festival (MMF) regresa en diciembre a Las Palmas de Gran Canaria repartido en cinco espacios diferentes de la ciudad: Talleres Palermo, el Paraninfo de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, The Paper Club, Shack Bar y la plaza de Santa Ana. La muestra, que se celebra entre el 7 y el 12 del próximo mes y que vuelve a aunar conciertos con documentales musicales, reitera su apuesta por la música de vanguardia y luce en su cartel los nombres de artistas como Alizzz -ganador de tres Grammy Latinos este año por su trabajo de producción en 'El Madrileño' de C. Tangana-, Vic Mirallas, el cantaor Israel Fernández, Hirahi Afonso, Maria Arnal i Marcel Bagés, L.A., Modo Rakune, Highkili o Woodhands.

La incorporación de Talleres Palermo al universo MMF es una de las principales novedades para la octava edición del festival. El local, ubicado en el barrio de Gua-narteme, acogerá recitales y la exhibición de los documentales musicales que completan la programación -una lista en la que figuran 'A Symphony of Noise. Mat-thew Herbert's Revolution', 'Nueve Sevillas', 'Fanny: The Right to Rock', 'St. Vincent: Nowhere Inn', 'No somos nada-La Polla Records', 'Crock of Gold: Bebiendo con Shane MacGowan' y 'Billie'.

La octava edición del MMF incluye también una actividad extra: 'Tropieza luz', un recital poético donde Pablo Medel y Arturo Martí difuminan los márgenes entre la experiencia subjetiva para radiografíar -a partir de la belleza y la locura- el absurdo existencial que habita el hombre posmoderno.

Víctor Ordóñez, director del MMF, explicó ayer que «la edición de este año supone recuperar el pulso normal del festival, sobre todo respecto a la de 2020, que estuvo condicionada por la pandemia». «Volvemos», subrayó, «y lo hacemos recuperando el espíritu original: con conciertos en diferentes espacios, entre los que destaca la novedad del Paraninfo de la ULPGC, que esperamos que permanezca muchos años como sede del MMF, y regresando a Santa Ana, que tiene una significancia especial para nosotros. Que la cultura vuelva y, con ella la normalidad, es una buena noticia».

La presencia de bandas canarias «es uno de los atractivos de esta edición», recalcó Ordóñez antes de apuntar que «es una alegría que Hirahi Afonso o Modo Rakune, músicos de aquí y de mucho nivel, presenten con nosotros sus nuevos proyectos, como también los es que Highkili ocupe un espacio habitual para artistas de fuera y sea quien cierre la noche en Santa Ana».

«El Monopol Music Festival», recordó, «siempre ha apostado por la música de vanguardia, por reservar espacio a artistas que empiezan a despuntar o que comienzan a marcar tendencia, y este año creo que hemos logrado mantenernos fieles a esa idea».

El director del MMF, al repasar la programación, valoró que «el nivel de los artistas provoca, desde mi punto de vista, que tengamos varios cabezas de cartel». «Todo el mundo señala», puntualizó, «a Alizzz por su trabajo con C.Tangana en 'El Madrileño', pero tener a Maria Arnal i Marcel Bagés, con lo que representan en la escena nacional actual, a Vic Mirallas, Israel Fernández o L.A. es un lujo».

Hirahi Afonso afirmó que «presentar 'Memento' en el festival es un lujo, al igual que es una suerte tener la colaboración de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria». «Ha sido todo un reto», añadió, «porque me traigo a toda mi banda, que está en Barcelona: Vic Mirallas, con el que comparto cartel; Kquimi Saigi, un teclista que ha tocado con Nathy Peluso o La Mala Rodríguez; el guitarrista Darío Barroso, que ha trabajado con Judit Neddermann; y la ilusión máxima, que es tener al percusionista Marcelo Woloski, que forma parte de Snarky Puppy, una banda que para mí es nivel mundial top 1 top 2. Espero que podamos hacerlo a gusto y, lo más importante, con público».

Modo Rakune es el nuevo proyecto de Jorge Brito tras La Volpe Band. El músico detalló que «vamos a presentar las nuevas canciones del nuevo disco». «Este concierto nos servirá como puesta en escena, ya que vamos a cantar en español después de muchos años haciéndolo en inglés. Tenemos muchas ganas, desde hace tiempo, de formar parte de la familia del MMF. Además, nos toca abrir en Santa Ana».

Las entradas para los conciertos se pueden adquirir a través de www.monopolmusi-cfestival.com, web en a que también se pueden comprar las localidades para acceder a la exhibición de los documentales musicales -las localidades para ver cada película tienen un precio de tres euros y la organización ha puesto a la venta un abono de 12 euros-.