La primera comedia de Andrés Santana se estrena el 13 de diciembre

10/11/2019

La comedia generaba un vacío en la brillante trayectoria del productor grancanario Andrés Santana, que desde el próximo 13 de diciembre solventa el largometraje Salir del ropero, con su desembarco en las salas de cine comerciales españolas.

Ángeles Reiné dirige esta producción, que tuvo su puesta de largo, fuera de concurso, en la 64ª edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), que se desarrolló el pasado mes de octubre. El exigente público pucelano recibió con agrado y aplausos en el teatro Calderón esta comedia que protagoniza Ingrid García Jonnson, junto a un elenco que se completa con Verónica Forqué, Rosa María Sardá, Candela Peña, David Verdaguer, Pol Monen y la grancanaria Mónica López, entre otros.

Salir del ropero se filmó en casi su totalidad en distintas localizaciones de la isla de Lanzarote durante el pasado mes de febrero. Esta coproducción hispano-portuguesa es fruto de la unión de fuerzas de Yaiza Films Agrupación de Interés Económico (AIE), Salir del Ropero AIE, Airam Films SL, Take 2000 y la participación de Televisión Española (TVE). Su distribución en las salas de cine la asume Filmax.

Una casa con vistas al mar en el pequeño enclave conejero de Playa Quemada acogió buena parte del rodaje de esta ficción, que se completó durante un par de jornadas de trabajo posteriores en la ciudad portuguesa de Oporto.

La ópera prima de Ángeles Reiné arranca cuando Eva, una prometedora abogada española afincada en Edimburgo, ve que sus planes de boda peligran con uno de los miembros de una conservadora familia escocesa, cuando su abuela Sofía le comunica que tiene la intención de casarse con Celia, su amiga de toda la vida.

En ese momento, Eva (Ingrid García Jonnson) regresa a España para intentar impedir ese matrimonio. En la casa de su madre (el enclave de Playa Quemada) verá que el resto de su familia, en contra de lo que esperaba, opta por apoyar la decisión tomada por su abuela y su amiga.

Así se desarrolla este divertido y lleno de enredos «canto a la tolerancia», como lo definió la cineasta gaditana Ángeles Reiné, el pasado mes de febrero a CANARIAS7, en pleno rodaje, su estreno al frente de un largometraje.

«Creo que es importante, más en unos tiempos como los actuales, defender la tolerancia. Hay que dejar que cada uno haga lo que quiere y que nadie dicte lo que tienes que hacer», apuntó esta directora, que también firma el guion de Salir del ropero.

La película, según la autora, tiene dos tramas paralelas. Por un lado está la joven Eva, que mientras intenta evitar el matrimonio de su abuela también busca, aunque no lo sepa, encontrarse a sí misma.

Por otro lado, está la relación entre Sofía y Celia. «Mi idea inicial era contar la realidad gay en un país donde se les pone muchas dificultades, como sucede, por ejemplo, en Rusia y en los regímenes islámicos. Tenía en mente una historia muy bonita con una chica rusa y otra sueca. Pero me di cuenta de que se iba a convertir en una película muy difícil de levantar», por lo que optó por dar un giro a la idea y crear una comedia.

El filme se rodó casi en su totalidad por una sugerencia de Andrés Santana, reconoce Reiné, que subrayó que la isla conejera «es un personaje más». Este productor grancanario cuenta con cuatro premios Goya por su trabajo al frente de Días contados, El rey pasmado, Blackthorn y Nadie quiere la noche –lo compartió con la también isleña María Miró-.