La grancanaria Paola Torres, a por su segundo Goya

03/12/2019

La diseñadora de vestuario grancanaria Paola Torres podría ganar el próximo 25 de enero, en Málaga, el segundo premio Goya de su carrera por su trabajo en Dolor y gloria, del manchego Pedro Almodóvar.

Esta profesional isleña, afincada desde hace años en la península, ya cuenta con este reconocimiento. Lo logró en 2017 gracias al vestuario que diseñó para 1898. Los últimos de Filipinas, de Salvador Calvo, cuyo rodaje se desarrolló durante mes y medio en Santa Lucía de Tirajana y durante otro día y medio en Tenerife.

Paola Torres se impuso en 2017 a Lola Huete, a Cristina Rodríguez y a Alberto Valcárcel, un año después de haber sido nominada por el vestuario de Mi gran noche, de Álex de la Iglesia.

Ahora, la creadora grancanaria tendrá como rivales a Lourdes Fuentes y Saioa Lara (La trinchera infinita), a Sonia Grande (Mientras dure la guerra), y de nuevo Alberto Valcárcel (Paradise Hills). El último parece, a priori, el principal rival de la artista isleña gracias a distopía dirigida la bilbaína Alice Waddington y producida por el también grancanario Adrián Guerra, cuyó rodaje pasó por su isla natal en 2018.

Mientras dure la guerra, de Alejandro Amenábar, y Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar, con 17 y 16 nominaciones, respectivamente, se alzaron como favoritas para la próxima edición de los Premios Goya.

Tanto el drama de Amenábar sobre el papel de Miguel de Unamuno en los primeros días de la Guerra Civil como el filme autobiográfico de Almodóvar compiten en las principales categorías: mejor película, dirección, guion original, dirección de fotografía, montaje y dirección artística, entre otras.

La tercera más nominada es otra producción sobre la Guerra Civil, en este caso la historia sobre los «topos» –personas que permanecieron décadas escondidas por miedo a represalias– que dirigen Jose Mari Goenaga, Jon Garaño y Aitor Arregi, La trinchera infinita, que suma 15 nominaciones, incluida mejor película y dirección.

Las tres, junto con Intemperie, de Benito Zambrano, y Lo que arde, de Oliver Laxe, lucharán por el Goya a mejor película, el premio más importante de los que entrega la Academia.

Los intérpretes Elena Anaya y Miguel Herrán fueron los encargados de desvelar la lista de finalistas en las 28 categorías en un acto llevado a cabo esta mañana en la sede de la Academia, acompañados por el presidente de la institución, Mariano Barroso, y la notario Eva Sanz.

Almodóvar aprovechó la rueda de prensa tras los anuncios para lanzar un mensaje a los políticos: «Que el cine vuelva a formar parte de la agenda política, porque seguimos con los presupuestos de (el exministro de Hacienda Cristóbal) Montoro, y no he oído la palabra cine en ninguna de las dos últimas campañas, pero tampoco la palabra cultura».

Amenábar, por su parte, subrayó que sentía «alivio» y «orgullo» después de las dificultades de sacar adelante una película con la Guerra Civil como tema y las críticas que eso le ha supuesto desde algunos sectores. «La sensación es de alivio, de orgullo, una película que cuesta tanto levantar, cuando sientes la conexión con la gente y que lo que intentabas contar se ha entendido es el mayor respaldo para un cineasta, siento que se han adelantado los Reyes», djo el director, que con Mar adentro ostenta el récord actual de premios por película (14).

En total optaban a estos Goya 146 películas estrenadas en España entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2019.