Jorge Fonte se suma a la dinomanía con su libro ‘La saga jurásica’

Los dinosaurios despiertan pasiones. Por ello, estos seres prehistóricos envueltos en misterio llamaron la atención de la industria del cine que, allá por 1993, enroló a Steven Spielberg para dirigir Parque Jurásico, la primera de una serie de películas que devolverían a la vida a estas salvajes criaturas desaparecidas en el Cretácico, es decir, hace ya 66 millones de años.

Carmen Delia Aranda
CARMEN DELIA ARANDA

«Desde el principio, la hicieron con una clara finalidad comercial. En la primera película salen planos llenos de merchandising, de hecho se desarrollaba dentro de un parque de atracciones. Toda la saga se nutre de eso, tanto interiormente como exteriormente. La dinomanía existía antes de Parque Jurásico y pegó un bombazo», comenta el escritor cinematográfico Jorge Fonte, que acaba de lanzar su libro La saga jurásica, publicado con Dolmen.

El volumen analiza las cuatro películas que conforman la saga de momento -la trilogía Parque Jurásico (1993), Parque Jurásico: el mundo perdido (1997) y Parque Jurásico 3 (2001), además del arranque de una nueva trilogía Jurassic World: Mundo Jurásico (2015)- y avanza claves de la película que dará continuidad a este universo mesozoico y que se estrenará este viernes; Jurassic World: El reino caído, del realizador Juan Antonio Bayona. «Es muy importante para nosotros como españoles que este director joven esté detrás de esta megaproducción. Es un hito del cine español», comenta Fonte, entusiasmado por las buenas referencias del largometraje tras la premier mundial del pasado 21 de mayo en Madrid.

De hecho, el experto en cine subraya el hecho de que Spielberg haya puesto en manos del español la continuidad de la saga, ya que la última película -Jurassic World: Mundo Jurásico, del cineasta Colin Trevorrow- logró recaudar 1.500 millones de dólares en taquilla. «De repente, Spielberg le dice a Trevorrow, tú no, solo te quedas como guionista y viene un europeo a dirigirla», comenta el autor tinerfeño, para dar idea de la fe que depositó el productor ejecutivo de esta franquicia cinematográfica en Bayona para «apartar a un realizador que en 2015 devolvió a la vida a una saga que llevaba muerta desde 2001».

En este sentido, la fe en el éxito de la nueva entrega es tal, que sin esperar a ver cuánto recauda, ya se anunció la producción de una nueva entrega en 2020.