Dos actores canarios, en la Quincena de Realizadores de Cannes

18/05/2019

Los actores grancanarios Ruth Armas y Maykol Hernández han disfrutado de su cuota de protagonismo esta semana dentro de la Quincena de Realizadores de la 72ª edición del Festival Internacional de Cannes.

Ambos forman parte del reparto de la coproducción española-peruana Canción sin nombre, de Melina León, que forma parte de la selección de este apartado del festival francés, donde compiten las nuevas películas de directores emergentes y con una visión más osada de este arte.

«Ni me lo creo. Es un sueño estar en Cannes y encima poder venir a presentar la película», apunta Ruth Armas sobre esta aventura en el festival más importante del mundo.

En Canción sin nombre, la actriz galdense encarna a la secretaria del protagonista, un periodista peruano que se embarca en una investigación para intentar localizar al niño que le han robado nada más nacer a una joven madre. Maykol, por su parte, da vida a un cubano, muy amigo del mismo reportero.

El robo de recién nacidos se extendió por este país suramericano durante la época de Sendero Luminoso.

«Rodamos hace dos años en Perú. Maykol y yo llegamos a la película tras hacer un casting para la directora por skype. En la película participa la productora tinerfeña MGC, con la que ya habíamos trabajado en la película La isla del viento», explica Ruth Armas.

La joven intérprete apunta que el acento canario fue un valor añadido para conseguir participar en este proyecto cinematográfico. «Nuestro acento no les canta tanto como el de un peninsular si quieren que hagamos de alguien local. En mi caso, no tuve que forzarlo mucho. Maykol sí que lo tuvo que trabajar más para pasar como cubano», recuerda.

Ruth Armas apunta que le resultó muy enriquecedor el trabajo con la directora Melina León.

«Ella trabaja de una manera distinta a la habitual, que resulta muy positiva para el actor. Profundiza en el personaje desde que te conoce. Lo adapta a las circunstancias del propio rodaje. Mientras filma, según lo que pasa hace que el personaje actúe de una forma u otra. No estás encorsetado y todo lo que sale es más natural», dice sobre esta ópera prima de una cineasta que vive entre Lima y Nueva York, y que tuvo contó como protagonistas con Tommy Párraga y Pamela Mendoza.

Esta película, que se filmó en blanco y negro, ha contado con muy buenas críticas en Cannes.