Desde Firgas hasta Tombuctú

El cineasta Gerardo Olivares rueda en el municipio de Firgas varias escenas de ‘4 latas’, largometraje que protagoniza Jean Reno, Quique San Francisco, Hovik Keuchkerian y Susana Abaitua.

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO

Han llegado a bordo de un desvencijado Renault 4 a la casa de Joseba, en Tombuctú, tras un largo y apasionante viaje por el desierto del Sáhara.

Su hija Ely, Tocho y Jean Pierre charlan con Joseba en el porche de su casa en Malí, aunque en realidad se encuentran en una finca de la localidad grancanaria de Firgas. Este salto geográfico imposible es viable porque lo que hemos relatado es una escena de 4 latas, el largometraje que el cineasta andaluz Gerardo Olivares rueda en Gran Canaria hasta mañana.

El equipo de esta producción de Wanda Vision, Es.Docu, Cruzando el desierto AIE, que cuenta con la participación de Televisión Española y con el apoyo local de la empresa canaria Macaronesia Films, ha transformado una finca de este municipio norteño en una modesta vivienda en el corazón de la legendaria ciudad de Malí donde se erigió una de las primeras universidades del continente africano.

Quique San Francisco es el actor que da vida al personaje de Joseba dentro de esta ficción, cuyo rodaje arrancó el pasado 30 de abril en Marruecos y continuará hasta el próximo 14 de junio en distintas localizaciones de Fuerteventura.

Joseba está muy enfermo. Cuando sus amigos Tocho y Jean Pierre se enteran de su situación, deciden viajar hasta Malí para verlo. Para realizar este deseo, optan por rememorar los viajes que llevaban a cabo en los años 80, cuando eran jóvenes, por el continente africano.

En aquellas aventuras, cuando terminaban con la ruta prevista vendían los coches en Malí y Níger. En esta ocasión, cuentan con un viejo aliado. Se trata de un Renault 4, modelo que popularmente se conoce como cuatro latas, que conserva Ely, la hija de Joseba, y que ha acabado dando nombre a la película, en sustitución de Cruzando el desierto, que fue el inicial.

Ayer, en Firgas, el personaje de Tocho cobró vida a manos de Hovik Keuchkerian. El popular actor francés Jean Reno hizo lo propio con el rol de Jean Pierre, mientras que Ely es para la joven actriz vasca Susana Abaitua.

«El rodaje va muy bien», asegura el cineasta Gerardo Olivares durante un breve descanso.

El cineasta cordobés apunta, antes de volver a situarse delante el monitor desde el que controla el plano que se va a filmar, que el tiempo nublado que se ha encontrado el equipo en la isla ha sido un aliado inesperado y bien recibido. Ha facilitado la continuidad (raccord) con respecto a las tomas rodadas en las localizaciones marroquíes.

Bajo un implacable sol africano y en medio de varias tormentas de arena se desarrollaron algunas de las complicadas jornadas de 4 latas en tierras alauitas, según apuntaron ayer miembros del equipo.

En San Bartolomé de Tirajana está previsto que se desarrolle mañana la última jornada de 4 latas en Gran Canaria antes del traslado a la Maxorata.

Gerardo Olivares conoce bien esa isla. Allí filmó en 2016 una parte importante de su anterior largometraje, El faro de las orcas, cuyo reparto encabezaron la actriz española Maribel Verdú y el argentino Joaquín Furriel.

El autor de 14 kilómetros, con la que logró en 2007 la Espiga de Oro de la Seminci de Valladolid, mostró ayer una especial conexión durante el rodaje con Jean Reno. Con este actor francés de origen español ya rodó la producción hispano-austriaca Hermanos del viento (2015).

Quique San Francisco, en el set de rodaje./