Cita con el otro cine

16/03/2019

El otro cine. Suena a tópico y puede que lo sea, pero es cierto que existe un tipo de séptimo arte que busca ir un paso más allá. Entendido el paso más acá como lo comercial y convencional. De nuevo, la capital grancanaria se abre a este tipo de producciones, entre el 22 y el 31 de marzo, con la celebración de la 19ª edición de su festival internacional, que dirige Luis Miranda.

En total se proyectarán 157 títulos, entre largometrajes y cortometrajes, que se podrán ver en los Multicines Monopol, en el teatro Pérez Galdós y en el Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología. Así, el espectador tendrá la oportunidad de abrir 157 ventanas para conocer, entender, disfrutar o padecer, según los gustos de cada uno, los caminos por los que transita la vanguardia dentro de esta disciplina artística.

El punto central de todo festival que se precie es la Sección Oficial. La de este año cuenta con 12 largometrajes y otros tantos cortos de procedencia y estilos diversos, todos inéditos en España. Una vez proyectados, sobre todo los primeros, se podrá ver si se mantiene la misma tendencia que ha cobrado fuerza desde el último lustro en la mayor parte de las producciones independientes. Se trata de un cine menos contemplativo, menos estético y más narrativo.

Genera mucha expectación la nueva película de François Ozon, que llega con el gran premio del Jurado de la última Berlinale bajo el brazo y envuelta en polémica.

Se inspira en un caso real de pederastia en el seno de la iglesia católica. En Francia se pudo estrenar comercialmente tras rechazar la Justicia el veto que solicitaban los abogados del sacerdote en el que se basa la historia y que nunca ha sido juzgado por lo que supuestamente hizo.

La sección Panorama es otro peso pesado de la programación. Incluye los títulos internacionales que, según el comité de selección del festival, reflejan el estado del cine independiente durante el último año.

En Panorama España, por su parte, se incluyen producciones de cineastas veteranos con otros emergentes que transitan por los márgenes de lo comercial. Se verán las dos películas que hasta el momento se han adjudicado el premio del Mercado del Cine Casi Hecho (Mecas). Este apartado del festival, que coordina Lorena Morin, se consolida en el teatro Guiniguada como punto de encuentro de la industria y este año cuenta con la presencia de nueve producciones en busca del premio de 8.000 euros para su postproducción.

Esta 19ª edición incluye cuatro proyecciones especiales. Se trata de Walden (1968), clásico de Jonas Mekas, fallecido el pasado mes de enero, cuyo espíritu independiente y rebelde consideran los organizadores del festival que sobrevuela cada paso de este evento.

También se podrá ver la producción iraní Hat-trick (2018), de Ramtin Lavafipour, que incluye un guiño importante hacia el equipo de fútbol de la Unión Deportiva Las Palmas, así como El cielo sobre Berlín (Wings of Desider, 1986), de Win Wenders, a modo de tributo al actor Bruno Ganz, fallecido el pasado mes de febrero, que fue homenajeado en este festival en 2009.

El estreno de La estrategia del pequinés (2019), donde el grancanario Elio Quiroga adapta la exitosa novela de Alexis Ravelo, cierra el cuarteto de sesiones especiales.

Las nuevas realizaciones de los cineastas isleños cuentan con la tradicional ventana competitiva denominada Canarias Cinema. Cuatro largometrajes y once cortos se disputan en esta ocasión el premio Richard Leacock.

Uno de los platos principales y más festivos lo protagoniza La noche más freak, que se desarrollará el viernes, día 30, en el teatro Pérez Galdós, con tres largos y otros tantos cortos, seleccionados por el alma de esa sesión, Jesús Palacios.

El Monopol Music Festival se afianza con sus conciertos y la proyección de documentales relacionados con esta disciplina. Los melómanos también contarán con las Monkey nights y los más pequeños con una reforzada La linterna mágica.