Se estrena este viernes

Cinco razones para ver el nuevo ‘Blade Runner’

Este viernes estrenaremos el año 2049. Al menos en la ficción cinematográfica. Llega a las salas Blade Runner 2049, con el canadiense Denis Villeneuve como director, con Harrison Ford reapareciendo como Rick Deckhard, el cazador -se supone que jubilado- de replicantes, y con una puesta en escena que promete ser espectacular. Aquí van cinco motivos para no perderse el estreno.

1. Porque la primera película dejó un final abierto. Blade Runner, la de Ridley Scott, la que primero fue casi un fracaso en taquilla y luego una película de culto, dejaba al espectador sin tener muy claro qué había pasado con el cazador de replicantes y su pareja. Más aún cuando la versión que llegó a las salas fue retocada por la productora en la sala de montaje y hubo que esperar varios años para conocer la que en realidad quería el director. Ahora podremos saber al final qué fue del personaje que encarnaba Harrison Ford.

2. Porque vuelve Harrison Ford. Pocos actores pueden presumir de haber aportado al cine tres personajes eternos: el Han Solo de La Guerra de las Galaxias, el Indiana Jones de la serie del mismo nombre y el cazador de replicantes de Blade Runner. En la saga galáctica regresó en la entrega de JJ Abrams para -¡¡aviso del spoiler!!- para morir, pues ya no tiene cuerpo el hombre para muchas batallas. En la de Indiana Jones su última aparición fue ciertamente innecesaria porque tampoco tiene cuerpo para ir de aventurero. Habrá que ver en este Blade Runner si tienen en cuenta su edad.

3. Porque dirige Denis Villeneuve. El nombre de Blade Runner está indisolublemente unido al de Ridley Scott pero hay que agradecer a este que no se haya puesto detrás de la cámara. Las últimas películas de Ridley Scott tienen, como prácticamente todas las suyas, una factura casi perfecta pero están carentes de las dosis de originalidad que tenían Alien y Blade Runner. Es un artesano impecable, un productor que sabe dar con la tecla de la taquilla... pero quizás le sobre el exceso de trabajo, porque no para. Y ha elegido a Villeneuve, un director que ya atrapó al espectador con Prisioneros, Sicario y La llamada. Espectacular en la puesta en escena, exigente con los actores pero con guiones trabajados y esa búsqueda de la originalidad.

4. Porque fotografía Deakins. Cuentan los críticos norteamericanos que ya han visto Blade Runner 2049 que la película es espectacular por la calidad fotográfica que aporta el británico Roger Deakins, que parece que va de cabeza a ganar el Óscar el año que viene. Deakins es colaborador habitual de los hermanos Coen y de Sam Mendes, o sea, una mezcla entre el cine de autor y el más comercial. Y ya en Sicario, con Villeneuve a los mandos, sorprendió con la utilización de cámaras de visión nocturna. Para muestra de su genio, el botón de la película El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford, el western crepuscular que dirigió en 2007 Andrew Dominik con Brad Pitt como actor y productor y donde lo mejor, además de la interpretación de Casey Affleck, eran la fotografía y la banda sonora.

5. Por los secundarios. Al margen de ver si el habitualmente soso Ryan Gosling sale airoso como el nuevo cazador de replicantes, el reparto incluye a actores de sobrada solvencia pero que aparecen con personajes secundarios. Sobresalen Jared Leto, como el nuevo creador de replicantes, y Robin Wright como la teniente Joshi. Pero, sobre todo y para fans de la película original, ¡¡porque vuelve Edward James Olmos!! como aquel jefe policial Gaff de idioma casi incomprensible. Ya puestos, se acabará echando en falta a Sean Young, pero si damos por buena la leyenda según la cual ella y Harrison Ford ni se hablaban -dicen que él la despreciaba hasta casi rozar el maltrato psicológico- pues se entiende la ausencia.