‘Campeones’ le roba la gloria a Sorogoyen

    Cargando reproductor ...
03/02/2019

Cuando parecía que la noche iba a coronar a El reino, que ya contaba con siete galardones, la comedia Campeones, de Javier Fesser, se hizo con el premio Goya a la Mejor Película, el galardón más importante de la gala celebrada anoche en Sevilla.

Pedro Almodóvar y tres de las actrices de Mujeres al borde un ataque de nervios, que fue premiada hace 30 años, entregaron el Goya más preciado al equipo de Campeones.

Incluido Jesús Vidal, que se hizo con el Goya al actor revelación y que protagonizó un discurso «salido del corazón», largo y emotivo que hizo llorar al público y a la audiencia que seguía la ceremonia por televisión. El tercer premio para esta película fue para la canción original de Coque Malla.

Una de las sorpresas de la noche fue el premio a la actriz protagonista, que fue a parar a manos de Susi Sánchez. La veterana intérprete llegó al Palacio de Congresos de Sevilla ya empezada la gala, tras tomar parte en una función teatral en la misma ciudad.

La recreación de la Barcelona de los años 20 convirtió a La sombra de la ley, dirigida por Dani de la Torre, como la gran triunfadora en las categorías técnicas, con tres galardones. Otro tanto le sucedió a El hombre que mató a don Quijote, del británico Terry Gilliam, que fue premiada por su dirección de producción y por su trabajo en maquillaje y peluquería.

Silvia Abril y Andreu Buenafuente fueron los solventes y divertidos presentadores de una gala sin estridencias y más breve que en ocasiones anteriores. Su momento cumbre fue cuando presentaron el Goya al Mejor vestuario y ambos se quedaron en ropa interior, un guiño a la igualdad.

Se apoyaron en varios momentos en algunos de sus colaboradores habituales, como los músicos de la banda del programa Late Motiv, David Broncano o Berto Romero. Estos últimos entregaron el premio a los Efectos Especiales colgados en el aire.