Andrés Santana rueda ‘Salir del ropero’ en Lanzarote

11/02/2019

«Buenos días, súperchicas. Hoy va a ser un gran día», reza una pequeña pegatina fluorescente en la parte superior del monitor desde el que la cineasta gaditana Ángeles Reiné supervisa el rodaje de una de las escenas de Salir del ropero, la nueva producción del grancanario Andrés Santana, que se rueda hasta el próximo 28 de febrero en distintas localizaciones de Lanzarote.

Desde primera hora de la mañana, una amplia y paradisiaca casa conejera acoge la filmación de un puñado de escenas protagonizadas por Ingrid García Johnson, Verónica Forqué y Rosa María Sardá.

Estas tres actrices encabezan un reparto que se completa con los intérpretes Candela Peña, David Verdaguer, Álex O’Dogherty, Pol Monen, Malcom T. Sitté, María Caballero, Leander Vyvey, Liz Lobato, Toni Madigan y la grancanaria Mónica López, que desde hace años reside en Barcelona.

La localización de esta casa, en plena costa lanzaroteña, resultó determinante, reconoce Andrés Santana, para que se haya materializado su regreso a esta isla para rodar una nueva ficción. Este productor, que cuenta con cuatro premios Goya en su haber, se estrenó en esta isla en 1998, donde rodó Mararía, adaptación dirigida por Antonio Betancor de la novela homónima de Rafael Arozarena.

El rodaje de Salir del Ropero se culminará con tres días más de trabajo a comienzos de marzo en la ciudad portuguesa de Oporto.

Aunque sus responsables no descartan que antes se prorrogue la estancia laboral en el archipiélago, si cierran la incorporación de nuevas localizaciones que estaban fijadas previamente en las afueras de Madrid.

Esta película, cuyo guion escribió hace más de tres años Ángeles Reiné, por fin se plasma en la gran pantalla gracias a una coproducción hispano-lusa entre Airam Films, Salir del Ropero AIE, Yaiza Films AIE y la portuguesa Take 2000, con la participación de Televisión Española.

Salir del ropero es una comedia que se desarrolla a través del viaje vital y físico que emprende la joven Eva (interpretada por Ingrid García Johnson). Ella es una abogada afincada, en la ciudad escocesa de Edimburgo, que ya tiene ultimado su enlace matrimonial con el heredero de una rica y ultraconservadora familia local.

Descubre que su proyecto matrimonial puede peligrar cuando se entera de que su abuela, Sofía (Verónica Forqué), de 74 años, ha decidido casarse con su gran amiga Celia (Rosa María Sardá). Esta decisión, que desafía buena parte de los ideales sociales y religiosos de la familia del prometido de Eva, obliga a ésta a intentar evitar la boda de su abuela.

Tiene como aliado a Jorge (David Verdaguer), hijo de Celia, que también tiene sus razones para no ver con buenos ojos este enlace. Con lo que Eva no cuenta es que el resto de su peculiar familia, incluida su madre Natasha (la grancanaria Mónica López) tienen una concepción muy distinta a la suya con respecto a los planes de la abuela Sofía.

Esta comedia es el estreno en la dirección de un largometraje de la cineasta Ángeles Reiné, que tiene una amplia experiencia en publicidad y que llevó las riendas de la exitosa serie de televisión Doctor Mateo.