La cantante grancanaria Cira Rodríguez. / C7

La cantante Cira Rodríguez lleva a Gáldar su espectáculo 'Bolero: Historia de un amor'

La cantante traslada al espectador hasta La Habana durante un conciertos con tintes escénicos, el día 22, en el Centro Cultural Guaires

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Si un género musical representa el romanticismo que entraña una historia de amor, ese es el bolero; un estilo musical que conoce bien la polifacética artista grancanaria Cira Rodríguez, quien llevará al Centro Cultural Guaires de Gáldar, el próximo 22 de abril, a partir de las 20.00 horas, su espectáculo 'Bolero: Historia de un amor', con guión de la propia artista y donde los espectadores se llevarán un pedacito de la historia de amor entre Alba y Ramiro.

Desarrolla un relato que traslada al público a La Habana y será desgranado canción a canción, bolero a bolero, todos interpretados por la cantante.

Este concierto, inspirado en el formato del teatro musical, relata el romance entre Alba y Ramiro en un recorrido de sentimientos, emociones y nostalgia condesados en el bolero. El público se embarcará en el romanticismo de los temas más inolvidables durante una hora de duración, mientras la escenografía les transportará a rincones e instantes esenciales que uno puede llevarse de La Habana, como un paseo por una de las arterias de la ciudad, la calle Obispo, alguna interminable noche en la Bodeguita del Medio o el aroma a habanos y café.

Tal y como señala Cira, esta cita está dirigida a los románticos empedernidos, a los corazones de espíritu joven pero de tiempos en los que era especial escribirse cartas de amor en papel. «Quiero hacerles partícipes de una historia, que aunque en otro tiempo y en otro espacio, quizás hayan vivido en sus corazones», apunta la cantante.

Esta artista ejemplifica la polivalencia en el terreno de las artes, desde escribir el guión de una obra (como es el caso de 'Bolero: Historia de un amor') a crear un espectáculo infantil con vestuario incluido donde canta y actúa; meterse sin apuro en el casting de alguno de los mejores 'talent show' del país (y quedar finalista) o entrar en la piel de algún papel principal en los mejores musicales que estén circulando por el país, y todo además desde la independencia artística que define su forma de trabajar.