Daniel Medina posa con algunos discos editados en Canarias en los últimos años. / C7

Un «asedio» para visibilizar la música hecha en Canarias

El músico Daniel Medina lanza a través de Spotify un proyecto comunitario con el que aspira a crear un banco de contenidos que ayude a impulsar el tejido cultural de las islas

David Ojeda
DAVID OJEDA

Daniel Medina no se estaría quieto ni con una camisa de fuerza. Músico al frente de los pujantes Château Rouge y en los últimos tiempos incorporado a la formación de Birkins, comunicador vocacional en su canal de YouTube 'Briliank TV' y ahora agitador del sistema con su campaña Asedio Cultural Canario, con la que pretende visibilizar a través de plataformas de escucha como Spotify toda la producción independiente registrada en las islas.

«¿Por qué Spotify?», es la pregunta que se hace y se responde a sí mismo este dinamizador cultural. «El 21% de los canarios utiliza esta aplicación para escuchar música, lo que quiere decir que nos acercamos a un público de unas 450.000 personas solo en las islas», señala a pesar de admitir el escaso rédito económico que estos sistemas aportan a los creadores de las canciones.

La idea es sencilla. Medina ha creado una lista de reproducción en Spotify que se llama Indie canario. Solo hay que buscarla y darle a seguir. Y, por supuesto, escuchar. «Crear una gran biblioteca en la que entre todos aumentemos las reproducciones y eso suponga un mayor número de ingresos para los artistas que se encuentran allí», señala.

Su labor de rastreo es meritoria. Ahora mismo, Indie canario es una lista con casi 1.100 canciones de autores y bandas isleñas. De las siete islas. «Yo hacía listas de reproducción para mis colegas porque antes que músico soy amante de la música. La gente siempre me decía que en Canarias solo se hacía folclóre, cuando la realidad es que hay mucha gente haciendo música independiente: rap, trap, rock...Hay bandas con carreras de 15 años. Creando esta lista he conocido unos 40 grupos que no conocía de nada y que son muy buenos», refiere el inquieto Medina, que ha recibido mensajes de distintos grupos de todo el archipiélago para solicitar su inclusión en la lista.

Daniel Medina con Château Rouge en la pasada edición del WOMAD. / C7

El artista detrás del promotor de la idea señala que «la lista es pública y todo el mundo puede acceder. Incluso puede funcionar como fuente de información para gestores culturales. Lo más importante es que la gente siga la lista, ese es el activismo, para poder crear ese tejido social al que aspiramos».

Por eso insiste en la necesidad de que el movimiento crezca. Esa es su idea con el contenedor musical orgánico que está creando a través de las redes de difusión actuales. «Al entrar en la lista seguro que encuentras algún grupo que no conocías y que te acaba llamando la atención. Y acabarás yendo a sus conciertos. Se trata de una red estructural de promoción y difusión a un simple clic. Un arca de información de música que se le puede pasar a todo el mundo», comenta.

La propuesta pretende crecer a otros campos. Junto al también músico Gustavo Pomares está ampliando el frente de batalla a YouTube. Y su idea es dar cabida a toda propuesta cultural, «a todo contenido que esté en la red y sea de un artista canario».