Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este martes 16 de abril
La artista multidisciplinar M. Nieves Cáceres. CARLOS DE SAÁ
M. Nieves Cáceres: «El nudo identitario es el que se nos atraganta por constituir ese algo que nos falta»

M. Nieves Cáceres: «El nudo identitario es el que se nos atraganta por constituir ese algo que nos falta»

La artista y poeta presenta en la Casa de Colón la exposición 'Urdimbres de lo sagrado', donde enfrenta su obra con la colección religiosa

Gabrila Vicent

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 18 de marzo 2024, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La temática de lo sagrado ha sido objeto de deseo del universo artístico a lo largo de toda la historia del arte. Se puede abordar desde distintos enfoques, no solo desde una conceptualización religiosa, sino también a partir del sincretismo con otros conceptos, como el animismo, o el mundo de lo onírico como una opción vinculada al surrealismo, pero también al origen, a los rituales de iniciación, a las visiones. Este es el punto de partida de la exposición 'Deshilar la colección. Urdimbres de lo sagrado: tramas que des(a)nudan amarres', una propuesta de la artista multidisciplinar Macarena (ahora firma sus obras solo con la inicial M) Nieves Cáceres, que enfrenta, hasta el próximo 5 de mayo, su ecléctica obra personal con la propia colección museística de temática religiosa de la emblemática Casa de Colón, una de las pinacotecas públicas más importantes de Canarias.

Aunque forma parte de un proyecto más amplio que ya que se presentó en la galería Weber-Lutgen, en Sevilla, en diciembre de 2022, la artista asegura que su intención, desde el principio, «era buscar un diálogo con obras de la colección de la Casa de Colón, lo cual ha resultado muy gratificante porque, si bien tenía claro el crear nexos con algunas obras concretas, otras han sido sugerencia del propio equipo del museo al ver algunas de mis piezas, dado el conocimiento exhaustivo que mantienen del legado que custodian».

Así, por ejemplo, surge la posibilidad de que las piezas 'La bruja', o 'Confesa', donde se bordan en tela nombres de mujeres que fueron procesadas durante la época en la que estuvo vigente la Inquisición en Canarias, dialoguen con un grabado de Goya, concretamente uno de sus aquelarres. «¡Todo un lujo!», exclama Cáceres. «Por dar prioridad a ese diálogo, valoramos que algunas piezas que se expusieron en Sevilla no tenían cabida en esta otra muestra; sin contar que son 19 obras propias más 10 de la colección y que se ocupan las tres salas del Museo, divididas bajo la premisa conceptual de: cuerpo sagrado, cuerpo onírico y cuerpo de fe, lo cual encaja muy bien en lo que podría interpretarse como una naturaleza trinitaria».

Lenguaje poético

A través del lenguaje poético y con la intencionalidad de romper el tiempo lineal de la historia del arte, «tan pronto una pieza precolombina dialoga con una fotografía, como un 'plotter' sobre tela lo hace con una tabla flamenca del siglo XVI, por contrastar Antigüedad, Edad Media o Edad Moderna, con propuestas contemporáneas, cuyos temas abarcan la colonización, la esclavitud, la brujería, la negritud o el mestizaje», explica la creadora.

M. Nieves Cáceres.
M. Nieves Cáceres. Carlos Díaz

Su proyecto artístico también contrasta la imaginería religiosa con la biodiversidad de la naturaleza. Pero, ¿cuál es el nexo de unión de ese diálogo? «El nexo viene a ser el cuerpo, las relaciones que establecen los seres vivos entre sí y con lo que les rodea, ya sea la propia naturaleza o el cosmos, desde una valoración del ser humano como un ser vivo más, sin creerse el centro del mundo, buscando romper con el predominio de una mirada europea colonial y dar espacio a otros códigos posibles, en igualdad de condiciones», argumenta M. Nieves Cáceres.

«Desde una mirada de la sociología del cuerpo, a la que alude David Le Breton, donde se valora el cuerpo como una falsa evidencia y no como un todo inequívoco, gran parte de mi imaginario gira en torno a la isla de Lanzarote y a la vinculación del campesinado con la tierra, algo que siempre me ha parecido algo sagrado. Una pieza que se aproxima muy bien a ese binomio es la denominada 'Flor de mediodía', realizada, justamente, en la isla», apunta.

También aparece en su obra un concepto que continúa la metáfora textil para aproximarse a la identidad. «El nudo identitario está próximo al origen, es el nudo que se nos atraganta por constituir ese algo que nos falta, como cruce de un lugar y un tiempo que se desconoce. Ese desconcierto propio de haber sido concebidos, de venir de una escena en la que no estábamos, como diría Pascal Quignard. Esa imagen que nos falta es a la que yo veo como un 'nudo', tan propia del instante de vida como del instante de muerte. Nos falta esa imagen, pero la imaginamos... Ahí es donde entra la sacralización de las cosas y donde cada quien elige la que más le consuela. Yo, particularmente, me quedo con la creación como aliento».

Distintos soportes

M. Nieves Cáceres es una artista multidisciplinar que emplea multitud de soportes para la creación artística, desde la performance, la videoacción y la fotografía, pasando también por la palabra escrita y la instalación o la poética de los objetos. «Varío el soporte indistintamente», detalla la artista.

«Unas veces escribo un poema y luego surge una obra, y otras veces es al revés, llega primero la obra y después escribo. Con las videoacciones suele darse un planteamiento de investigación previo, pero muchas surgen del puro juego. De manera muy primaria, e intuitiva, grabo cosas que luego conceptualizo e inserto en distintos proyectos, en base a una temática u otra. En mi proceso de creación artística, suele ser más relevante la ritualización del cuerpo, como una estructura simbólica y de representación. También me gusta descontextualizar objetos cotidianos, tanto para el desarrollo de una acción poética, como para la escritura, donde todo pasa por una especie de corriente anímica subterránea que se entremezcla con la memoria familiar y lo narrativo testimonial», explica.

Como poeta, la artista prefiere firmar con su nombre completo, Macarena Nieves Cáceres. Su ópera prima, 'Me declaro difunta' (2002) dejó claro que tenía una voz personal en el panorama literario canario, algo que confirmó el pasado año con su poemario 'Aquellar de la lluvia', presentado también en la Casa de Colón.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios