Las visitas al CAAM suben un 33%

El Centro Atlántico de Arte Moderno afronta un nuevo reto: volver a constreñir su actividad a las sedes de la calle Balcones y San Antonio Abad y captar al público conquistado a base de charlas y conciertos por el San Martín Centro de Cultura Contemporánea, que echará el cierre definitivamente a mediados de febrero.

Los responsables del museo asumen este desafío con buen ánimo tras comprobar que, durante 2017, el centro de arte ha sido capaz de captar nuevos públicos. En concreto, el CAAM recibió el pasado año a 77.749 personas, lo que supone un aumento de un 33,6% respecto a los visitantes que recorrieron sus salas en el periodo anterior, cuando se contabilizaron 51.569 visitas. «Respecto a los visitantes, estamos satisfechos. El aumento es sustancial», subrayó en rueda de prensa el director del CAAM, Orlando Britto, quien resaltó que este aumento de 26.180 registros supone un tercio más de visitas.

Britto atribuyó esta subida a la gratuidad del acceso y a un programa muy intenso de actividades . «El aumento en sus tres espacios principales - San Antonio Abad Balcones 9 y 11 - ha sido importantísimo. Piensen que en 2015 se registraron 25.085 visitas; en 2016, 37.050; y los tres espacios, en 2017, sumaron 60.138 visitantes», precisó Britto durante la presentación de la programación del museo de 2018, ya adelantada por CANARIAS7 el pasado 6 de diciembre.

Aunque la tendencia de los dos últimos años ha sido muy positiva, auguró un descenso en la recepción de público para 2018. «Lógicamente -apuntó- este año vamos a tener una disminución de asistentes, porque el museo estará casi cinco meses cerrado, entre los cuatro meses de obras para la renovación del sistema de climatización y más las tres semanas para montaje de la nueva exposición... Pero confiemos en que los porcentajes de afluencia sean los mismos o más».

«Nuestro reto es conectar lo máximo posible con la sociedad, hacer que entiendan que este es su espacio. Nosotros somos canalizadores y programadores pero el sentido de esto lo dan los visitantes y, por supuesto, los artistas, que son muy importantes en nuestro programa», dijo Britto.

De hecho, para mantener los niveles de ocupación del museo, a pesar del cierre de San Martín y de los cinco meses de inactividad, el CAAM organizará cien actividades este año, frente a las 150 que acogió en 2017. «Los meses de apertura serán intensos», dijo el timonel del centro de arte.

Propuestas expositivas.

Esther Ferrer y Paco Sánchez en el edificio principal. El cierre del CAAM entre junio y octubre obligará a reducir la oferta expositiva del museo. Tal y como adelantó CANARIAS7, el museo acogerá los trabajos del canario Paco Sánchez, la paraguaya Claudia Casarino, entre febrero y junio. Luego, el centro albergará las muestras del reunionés Jack Beng-Thi, la premio Velázquez y miembro de ZAJ, Esther Ferrer; y la colectiva de creadores canarios No News, Good News.

Paiewonsky y Lorena Morín en San Antonio Abad. La sala anexa exhibirá entre febrero y junio las piezas alusivas al cuerpo de la dominicana Raquel Paiewonsky. Tras ella, la exposición colectiva de artistas canarios Cándido-Candide, inspirada en la partitura de la ópera homónima de Leonard Berstein, se exhibirá entre julio y octubre de 2018. A partir de noviembre se expondrán fotografías de Lorena Morín.

Boliches veraniegos en Balcones 9. El trabajo jóvenes creadores elegidos en una convocatoria pública, una exposición sobre la huella plástica de la centenaria Escuela Luján Pérez, un proyecto participativo para consensuar las reglas del juego del boliche comandado por el etíope Tedos Teffera, la fotografía del nipón afincado en la Isla Jin Taira y Territorio CAAM ocuparán este espacio en 2018.

Siguen los artistas en residencia. A pesar de la reducción de la actividad del CAAM, el programa Artistas en residencia, iniciado el pasado año, tendrá continuidad en 2018. Así, dos artistas trabajarán de forma paralela; uno de ellos será un canario elegido a través de una convocatoria pública y el segundo será un creador caboverdiano invitado a través de un convenio con Casa África.