Borrar
La artista recorre la exposición, acompañada de la consejera insular de Cultura. ÁNGEL MEDINA
La colección frente al universo de Nieves Cáceres

La colección frente al universo de Nieves Cáceres

La artista lanzaroteña exhibe hasta el próximo 5 de mayo 'Deshilar la colección. Urdimbres de lo sagrado' en la Casa de Colón

CANARIAS7

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 14 de marzo 2024, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

'Deshilar la colección. Urdimbres de lo sagrado. Tramas que des(a)nudan amarres' es un proyecto artístico que abarca la temática de lo sagrado. Desde la veneración de lo divino y lo humano se contrasta la imaginería religiosa con la biodiversidad de la naturaleza. Se trata de una exposición que aúna la imagen, la literatura y la acción poética, en vinculación con diez piezas pertenecientes a la colección artística de la Casa de Colón. Su autora, M. Nieves Cáceres, artista multidisciplinar lanzaroteña, confronta su trabajo artístico con obras del siglo XVI al XVIII, o incluso a través de piezas precolombinas, con las que rompe el tiempo lineal propio de la Historia del Arte desde el lenguaje poético.

La propuesta, que abarca tres salas expositivas de la Casa de Colón, se inauguró este miércoles, y se podrá visitar de forma gratuita hasta el próximo 5 de mayo.

La consejera de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, Guacimara Medina Pérez presentó este miércoles, la muestra a los medios de comunicación, acompañada de la artista M. Nieves Cáceres, y de la nueva directora de la Casa de Colón, Carmen Gloria Rodríguez Santana, para la que esta es su primera exposición desde que está al frente del emblemático museo americanista de Vegueta.

Guacimara Medina enmarcó la propuesta de la artista lanzaroteña dentro de la programación temática de Marzo-Mujer, que abarca las iniciativas de todos los centros culturales del Cabildo de Gran Canaria. «Hay muchas miradas que integran a artistas de distintas disciplinas. Este proyecto tiene la particularidad de ofrecer un diálogo entre la valiosa colección de la Casa de Colón, con otras aproximaciones distintas con conceptos novedosos que nos acercan a nuevos públicos más jóvenes. Es una manera de poner en valor las piezas de la Casa de Colón, que representan parte de la iconografía clásica y moderna, con propuestas artísticas actuales y con una estética totalmente diferente», apuntó.

La directora de la Casa de Colón, Carmen Gloria Rodríguez Santana, fue la encargada de desgranar el amplio programa de actividades paralelas que acompañan a la exposición, que se extenderá hasta el próximo 5 de mayo. «Además de la conciencia de que tenemos en el museo un equipo fantástico y de gran juventud, que conoce muy bien su trabajo y que es interdisciplinar, era importante, en este caso, que la iniciativa estuviese arropada por un amplio programa de actividades para público muy diverso», dijo.

Ramón Gil, M. Nieves Cáceres y Guacimara Medina.
Ramón Gil, M. Nieves Cáceres y Guacimara Medina. Ángel Medina

La muestra se complementa, por tanto, las habituales sesiones de 'Miradas a la exposición', que desgranarán algunas de las piezas más destacadas, de la mano de la propia artista y del escritor Nilo Palenzuela. Pero también está prevista la celebración de una jornada de teatro familiar, de un programa educativo que permita a los centros escolares la posibilidad de adentrarse en este espacio, un taller para mujeres vinculado a los textiles que permitan 'tejer historias', y una performance, 'Flor del mediodía', con la que culminará la exposición.

Teniendo presente el refrán «por el hilo se saca el ovillo», M. Nieves Cáceres es una artista inquieta, también poeta y activista por los derechos de las mujeres, que busca indagar en los nudos de la tradición del legado artístico. Así se producen diálogos inesperados, al contrastar Antigüedad, Edad Media, o Moderna con arte Contemporáneo.

Variedad de soportes

En 'Urdimbres de lo sagrado: tramas que des(a)nudan amarres', la autora se fundamenta, no solo en el cuerpo como soporte de creación, desde la performance, la videoacción y la fotografía, sino que también se nutre de la palabra escrita y la instalación o la poética de los objetos, donde los nudos y las telas cobran una presencia relevante, con sentido metafórico. Abarcando el concepto de lo identitario, la iniciativa abarca desde la experiencia personal al contexto cultural, como fenómeno abierto de una comunidad en continua evolución.

Los temas que se conceptualizan en este diálogo con diez piezas seleccionadas de la propia colección del museo, abarcan la santería, la colonización, la brujería, el lenguaje, o la negritud, entre otros, cuestionando el papel de las mujeres en cada uno de estos campos.

«La propuesta se fundamenta en abarcar la temática de lo sagrado desde distintos enfoques», trata de explicar esta creadora multidisciplinar. «No solo desde una conceptualización religiosa, la cual se toca de manera crítica o irónica, sino abordando el sincretismo de lo religioso-espiritual, al plantear opciones como el animismo, o el mundo de lo onírico como una opción vinculada al surrealismo pero también al origen, a los rituales de iniciación o a las visiones, por ejemplo», argumenta.

Un diálogo

«Mi intención, desde el principio, era buscar un diálogo con obras de la colección de la Casa de Colón, lo cual ha resultado muy gratificante porque, si bien tenía claro el crear nexos con algunas obras concretas, otras han sido sugerencia del propio equipo del museo al ver algunas de mis piezas, dado el conocimiento exhaustivo que mantienen del legado que custodian», apunta M. Nieves Cáceres.

Así, por ejemplo, surge la circunstancia de que las piezas 'La bruja', o 'Confesa', donde se bordan en tela nombres de mujeres que fueron procesadas durante la Inquisición en Canarias, dialoguen con un grabado de Goya, concretamente uno de sus aquelarres , 'Disparate ridículo' (1875). «¡Todo un lujo!», exclama Nieves Cáceres.

Son 19 obras propias de la artista, más otras 10 de la colección, que ocupan las tres salas de exposición temporal del Museo, divididas bajo la premisa conceptual de: Cuerpo sagrado, Cuerpo onírico y Cuerpo de fe, lo cual encaja muy bien en lo que podría interpretarse como una «naturaleza trinitaria», a juicio de su creadora.

A través del lenguaje poético, y con la intencionalidad de romper el tiempo lineal de la Historia del Arte, tan pronto una pieza precolombina, como la 'Venus Valdivias', de la Cultura Valdivia (Ecuador), fechada en 3500 - 1500 a.C., dialoga con una fotografía, como un plotter sobre tela lo hace con una tabla flamenca del siglo XVI, 'La Magdalena penitente' de Maestro del papagayo (1545-1550). El objetivo es «contrastar Antigüedad, Edad Media o Moderna con propuestas contemporáneas».

Su proyecto artístico abarca la temática de lo sagrado, contrastando la imaginería religiosa con la biodiversidad de la naturaleza. El nexo viene a ser el cuerpo, las relaciones que establecen los seres vivos entre sí y con lo que les rodea, ya sea la propia naturaleza o el cosmos, desde una valoración del ser humano como un ser vivo más, sin creerse el centro del mundo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios