El director Antonio Méndez observa a Jorge Perdigón, máximo responsable del Festival de Música de Canarias, en la rueda de prensa celebrada en el Hotel Santa Catalina. / EFE

Antonio Méndez: «España tiene una generación de directores como nunca ha existido»

El director mallorquín dirige a la Orquesta de Cámara de París dentro de la 38ª edición del Festival de Música de Canarias

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

Asistir a un concierto de música clásica protagonizado por alguna de las mejores formaciones europeas y que el mismo cuente con un director español al frente es una situación cada vez más común en los últimos años. Sin ir más lejos, tras la presencia el fin de semana de Gustavo Gimeno al frente de la Orquesta de Luxemburgo, esta semana será el mallorquín Antonio Méndez el que dirija a la Orquesta de Cámara de París dentro de la 38ª edición del Festival de Música de Canarias.

«A los músicos españoles se nos ha ido quitando el complejo de inferioridad desde hace unos años. Es habitual encontrar músicos españoles en las plantillas de las mejores orquestas del mundo. A los directores nos ha costado un poco más. Siempre ha habido grandes directores en España, pero es cierto que ahora tenemos una generación de directores como nunca se ha tenido, con muchos con importantes carreras internacionales», apunta Méndez en la presentación del concierto que dirige este martes, a partir de las 20.00 horas, en el Auditorio Alfredo Kraus de la capital grancanaria y que repite el miércoles en el Adán Martín de Santa Cruz de Tenerife.

El músico considera que este nuevo panorama laboral se debe a las mejoras existentes en el «sistema educativo» desde hace unos años, y a que buena parte de estos intérpretes y directores españoles completan su formación en el extranjero y después regresa al país para desarrollar desde ahí su carrera profesional.

Antonio Méndez comparece en el Festival de Música de Canarias por tercera vez y lo hace, según Jorge Perdigón, director de esta cita que organiza el Gobierno de Canarias, al frente de «una de las orquestas de cámara más importantes de Europa» que cuenta con una trayectoria sobre los escenarios que arrancó hace 40 años.

«Es una orquesta excepcional y maravillosa, de las punteras de Europa. Si tengo que destacar algo en concreto, diría que su flexibilidad, tanto a nivel de su personal, sus músicos y su staff», subraya Antonio Méndez. El director balear considera que la presencia asidua en distintos escenarios parisinos e internacionales y su implicación social han fortalecido el perfil «sólido y cálido» de esta orquesta de cámara francesa que exhibió ya en La Palma y cuya presencia en las islas culminará en Fuerteventura y Lanzarote, los próximos viernes y sábado, respectivamente.

La pandemia ha intensificado la presencia de la música de cámara en esta 38ª edición, ya que facilita la logística y el respeto de los protocolos sanitarios al movilizar un menor número de músicos. «Cada músico cuenta con un espacio mayor que lo acerca a lo más habitual en la música de cámara, los cuartetos de cuerda o los tríos con piano. En estos conciertos tocamos las piezas de una forma más cercana a como se compusieron, ya que el sinfonismo se apropió y varió después muchas obras, doblando las cuerdas y los vientos», avanza.

Arabella Steinbacher. / c7

Los aforos previstos se ajustan a los cambios de nivel por la covid

El Festival de Música de Canarias desarrollará los conciertos de esta 38ª edición con unos aforos reducidos al 55%, sea cual sea el nivel de alerta de la isla que los acoja. Así, apuntan desde la organización, se evita tener que devolver localidades vendidas si se sube de nivel.

Desde un punto de vista económico esta medida no afectará a las cuentas del Festival, ya que la previsión de ingresos se hizo con unos aforos al 55%.

Los conciertos del pianista chino Lang Lang, los de mayor demanda, se han conseguido ajustar a la restricciones impuestas por el nivel 4 en Gran Canaria y Tenerife, donde se celebran este jueves y el domingo, respectivamente.

La violinista muniquesa Arabella Steinbacher tocará este martes y miércoles con la Orquesta de Cámara de París el 'Concierto para violín nº2' de Prokofiev, en un programa que se completa con 'Idilio de Sigfrido', de Wagner, y la 'Sinfonía nº2', de Beethoven.