Un momento del rodaje, en la tarde de este lunes, en el aeroclub, en San Bartolomé de Tirajana. / ARCADIO SUÁREZ

El aeroclub se transforma en Guantánamo

El rodaje de 'The Mother', protagonizada por Jennifer López, se reanudó en distintas localizaciones grancanarias

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El tiempo apremia y cada hora es mucho dinero. Bajo esta premisa, habitual en el mundo audiovisual pero intensificada tras el parón al que obligó a comienzos de enero un brote de la covid-19 entre los trabajadores, se reanudó este lunes en distintas localizaciones de Gran Canaria el rodaje de 'The Mother', largometraje protagonizado y coproducido por la actriz y cantante Jennifer López.

Gracias a dos unidades de rodaje simultáneas, la isla se transformó en un gran plató para albergar esta historia de ficción que produce Netflix junto con Nuroyican Produccions y que la popular plataforma quiere estrenar a finales de este mismo año.

El aeroclub, en el municipio grancanario de San Bartolomé de Tirajana, se transformó en el enclave cubano de Guantánamo, bajo control norteamericano. En concreto, para 'The Mother', cuya acción se desarrolla en parte en la isla caribeña, se recreó el polémico centro de detención situado en esta bahía cubana y que Barack Obama prometió cerrar cuando accedió a la presidencia norteamericana, pero que a día de hoy sigue operativo y con presos en su interior.

Otra de las unidades de rodaje del equipo que encabeza la cineasta neozelandesa Niki Caro, responsable de la versión con actores de carne y hueso de 'Mulán' para Disney, también recaló durante el día de ayer en el barrio marinero de San Cristóbal, en la capital grancanaria, donde se filmaron secuencias que incluyeron coches desvencijados que pueblan las principales arterías de La Habana.

Entre los lugares que recibirán al equipo de 'The Mother' durante las dos próximas semanas se encuentra el Gabinete Literario, en concreto su salón Meifrén, los jardines de la Marquesa, en Arucas, una antigua vaquería en Los Giles y la calle Temisas, en La Isleta, entre otros. Fuentes cercanas al rodaje aseguran que en la isla trabajan para este rodaje más de 300 personas.

Jennifer López, que aterrizó en la isla el domingo, da vida en esta ficción a una asesina a sueldo que sale de su retiro cuando se entera de que su hija corre peligro. En el reparto figuran también Gael García Bernal, Joseph Fiennes y Omari Hardwick.