Toma de temperatura en un acto cultural en el edificio Miller. / Juan Carlos Alonso

Los actos culturales públicos solo necesitarán una autorización

Los eventos organizados por administraciones simplifican los protocolos de actuación para no frenar la actividad en el sector cultural

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria.

El Gobierno de Canarias, en Consejo, ha aprobado una normativa específica para el desarrollo de la programación cultural de carácter estable y ordinario en los espacios culturales, teatros y auditorios que, a partir de ahora, solo necesitarán de una autorización única para el desarrollo de su actividad, al no ser considerada de carácter multitudinario y puntual.

Así lo informó este jueves el Ejecutivo regional después del Consejo de Gobierno.

Estas medidas, dicen, buscan dar seguridad al sector que está viviendo momentos muy difíciles, con el ánimo de que no se destruya este tejido ya de por sí frágil y muy afectado por la pandemia, con fórmulas que permitan mantener la actividad de manera segura, tanto para el público como para el propio sector.

La celebración de la actividad cultural ordinaria programada de carácter público, entendida como aquella que se realiza en los espacios culturales de titularidad pública destinados a ese fin, podrá contar con una autorización única que se extienda a toda la programación a desarrollar en dicho espacio. Esta solicitud deberá incluir un Plan de Prevención de Contagios, de acuerdo con los criterios establecidos en el citado documento y en el Protocolo aprobado al efecto por la autoridad sanitaria, garantizando la máxima seguridad en el desarrollo de la programación, cuya evaluación del riesgo corresponderá a un comité interdepartamental, en el que participa el área de Cultura del Gobierno.

La normativa contempla modificaciones en esta 'autorización única', en función de las circunstancias epidemiológicas, para la celebración de actividad cultural ordinaria programada de carácter público.