Crean el "polarímetro perfecto" para medir la polarización de la luz

19/05/2017

Investigadores de la Universitat Politecnica de València (UPV) y del King's College de Londres han creado el "polarímetro perfecto", un nanodispositivo mil veces más pequeño que su versión comercial capaz de medir la polarización de la luz en tiempo real y de forma no destructiva.

Se trata de un nanodispositivo de bajo coste fabricado en silicio, de reducido tamaño y alta sensibilidad, según ha informado la UPV en un comunicado.

Las aplicaciones del dispositivo son numerosas y abarcan desde la monitorización de la polarización en redes ópticas de alta velocidad hasta la investigación química o biológica, la caracterización de medicamentos o el estudio de las galaxias, entre otras muchas.

La forma en T de la nanoantena acoplada a la guía es clave en el nanodispositivo porque permite una respuesta óptima incluso en señales muy débiles, según el investigador del Centro de Tecnología Fotónica de la UPV Alejandro Martínez.

El polarímetro es más pequeño que una micra cuadrada, por lo que se podrían integrar miles de nanopolarímetros en un chip para mapear la polarización de un haz de luz.

Realiza una medida no destructiva de la polarización ya que deja pasar la luz a través sin cambiar su polarización, y podría funcionar en cualquier rango de longitud de onda.

Sobre su funcionamiento, cuando la luz llega a la guía -de forma cenital- choca con la antena y parte de su luz se acopla en la guía de silicio, distribuyéndose hacia uno y otro lado.

La idea de desarrollar este nanopolarímetro partió de los laboratorios del Centro de Tecnología Nanofotónica, donde también se han llevado a cabo las simulaciones y medidas, así como la fabricación del dispositivo, mientras que en el King's College de Londres el trabajo se centró en el desarrollo del modelo teórico.

"El nanodispositivo aúna todas las características deseables en un polarímetro: mide la polarización en tiempo real, de forma no destructiva y sobre un enorme ancho de banda. Además, está integrado en un chip de silicio, por lo que se podría fabricar de forma masiva", ha explicado Martínez.

El trabajo de investigación ha sido publicado en la revista Nano Letters.