El robot sedante

    Cargando reproductor ...
21/02/2018

Una cápsula robótica con forma de cacahuete gigante, que imita los movimientos de la respiración, genera sonidos relajantes y proporciona sensaciones de afecto al abrazarla, ayuda a conciliar el sueño, a descansar mejor y a despertarnos renovados.

Millones de personas en el mundo sufre de falta de sueño y una empresa emergente holandesa, impulsada por la Universidad de Tecnología de Delft (TU Delft), al sur de La Haya, ha desarrollado un “compañero de sueño” que podría ayudar a solucionar este problema.

El dispositivo denominado Somnox mejora el sueño al ayudar a regula la respiración, genera sonidos relajantes y proporciona una sensación de afecto, con efecto calmante sobre cuerpo y la mente, reduciendo el estrés y la ansiedad, según sus desarrolladores (www.somnox.nl).

Este dispositivo de 30 centímetros (cm) de largo, y 18 cm de ancho y de alto, pesa 1,25 kilogramos, lleva una cubierta lavable y ha sido diseñado con materiales suaves y naturales, botones de control sutiles y una forma adaptada al cuerpo humano, para proporcionar el máximo confort al usuario, según esta firma.

Los componentes interiores le permiten simular el movimiento de la respiración, emitir sonidos y conectarse vía inalámbrica con una ‘app’, destinada a programar y ajustar sus funciones.

Al acostarse por la noche, el usuario abraza al robot como si fuera un oso de peluche, pulsa el botón de encendido y el dispositivo comienza a ejecutar los archivos de audio y los movimientos respiratorios programados, para estimular los sentidos y producir un efecto calmante.

Somnox comienza a “respirar” al ritmo que tiene la persona al acostarse y, después, va enlenteciendo sus expansiones y contracciones, similares a expiraciones e inspiraciones, hasta adoptar un ritmo respiratorio de sueño, con el que la persona se sincroniza de forma subconsciente, según sus creadores.

Al llegar la hora programada para levantarse por la mañana, la máquina estimula el despertar por medio de una música y un ritmo de respiración. Después el robot se conecta a la red eléctrica para recargar su batería, según sus especificaciones técnicas.

El robot sedante
Dos años de trabajos

El “primer robot de sueño del mundo”, como lo denominan sus creadores, permite a las personas que lo abrazan dormirse más rápido, dormir más tiempo y más profundamente y despertarse sintiéndose renovados, asegura el equipo de estudiantes de robótica e ingeniería de la TU Delft (www.tudelft.nl) que ha desarrollado y ensayado este dispositivo a lo largo de dos años.

“Hemos estado personalmente expuestos a los efectos de la privación del sueño y, para remediarlo, buscamos un enfoque no adictivo y diferente al margen de la medicación”, señala Julian Jagtenberg, cofundador de la ‘start-up’ situada en la ‘incubadora de empresas tecnológicas’ YES!Delft (www.yesdelft.com) , en la ciudad de Delft (Países Bajos).

La investigación científica ha demostrado que la respiración es

esencial para reducir el estrés y aumentar la relajación de modo natural, señalan desde Somnox, que han aplicado en su desarrollo técnicas respiratorias milenarias provenientes del budismo y capaces de inducir estados meditativos y de sueño, explican.

Además de “respirar”, el robot de sueño proporciona a su usuario distintos sonidos como los latidos del corazón, canciones de cuna y meditaciones guiadas, y también se le pueden cargar archivos de audio personales, por medio de la aplicación informática o ’app’ complementaria, que forma parte del sistema y funciona en los teléfonos inteligentes iPhone y Android.

El usuario puede utilizar esta ‘app’ para móvil para programar durante el día distintos tipos de efecto respiratorio, los sonidos que desea escuchar y la duración de dichas funciones, para ajustarlas a sus preferencias personales y disponer de un enfoque personalizado que mejore su descanso nocturno, según la firma.

El robot sedante
Reduce el insomnio asociado al estrés

Algunos medios internacionales han descrito este dispositivo como una posible cura para el insomnio o como una almohada robot, pero Julian Jagtenberg matiza estas aseveraciones.

“No afirmamos que sea una cura para el insomnio. Preferimos verlo como una herramienta para inducir el sueño, que es especialmente efectiva para aquellas personas que sufren de insomnio relacionado con el estrés”, explica Jagtenberg a Efe.

“Se ha demostrado que la sensación de subir y bajar similar a la respiración y el sonido relajante que emite, reducen el estrés y aumentan la relajación” explica el cofundador de Somnox, desde la ciudad de Delft, en el sur de Holanda.

El funcionamiento del robot ha sido ensayado con cerca de 600 personas que durmieron con el dispositivo una semana, y el

90 por ciento de los participantes ha declarado que se durmieron más rápido con este dispositivo, según Jagtenberg.

El 70 por ciento de los participantes en esas pruebas aseguraron haber descansado mejor y el 60 por ciento declaró que se despertaron con más energía tras dormir abrazados al robot, según la compañía.

Jagtenberg aclara que Somnox no es una segunda almohada o almohada complementaria sino “un compañero de sueño robótico y suave”.

Consultado por Efe sobre la función de las luces que se observan en este dispositivo en el video de presentación (https://youtu.be/POFkQnqMnE4), Jagtenberg explica que el robot tiene iluminación interna tipo RGB LED, que se utiliza como una indicación de que está encendido o apagado, y del estado de la batería, pero no está diseñada para fomentar que la persona se “despierte”.