Descubren desde Canarias cúmulos globulares en el disco de una galaxia

02/05/2019

Un equipo internacional de investigación ha descubierto un sistema de cúmulos globulares en el disco de la galaxia espiral Messier 106, lo que revela que podría tratarse de una reliquia de la época de máxima formación estelar en el Universo, informó este jueves el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).

El hallazgo se ha conseguido en un estudio realizado con el instrumento Osiris del Gran Telescopio Canarias (GTC), ubicado en el Observatorio del Roque de los Muchachos (La Palma), con el que se ha descubierto que la galaxia espiral Messier 106 tiene un sistema de cúmulos globulares.

La "insólita" distribución y movimiento de ese cúmulo, alineado con el disco de la galaxia y girando a su misma velocidad, revela que podría tratarse de una reliquia de la época de máxima formación estelar en el Universo, el llamado mediodía cósmico, se indica en un comunicado, en el que se añade que los resultados se publican en la revista The Astrophysical Journal.

Los cúmulos globulares son aglomerados de entre cien mil y un millón de estrellas, en los que todas sus componentes son aproximadamente coetáneas y tienen una composición química similar.

Se trata de objetos muy viejos, que se formaron hace aproximadamente 11.500 millones de años, 2.300 millones de años después del Big Bang.

El IAC explica que estos cúmulos se encuentran habitualmente en galaxias grandes y aparecen distribuidos en el halo de las galaxias, una especie de esfera alrededor de las mismas.

Una investigación internacional, liderada por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ha descubierto en la galaxia espiral Messier 106 (también conocida como M106 o NGC4258) cúmulos globulares que, en lugar de distribuirse en una esfera, parecen estar dispuestos en un disco alineado con el disco de gas de la galaxia y girando prácticamente a la misma velocidad que éste.

"Esto no se había visto nunca antes; es uno de esos hallazgos totalmente inesperados y sorprendentes que ocurren en la ciencia", explica Rosa Amelia González Lópezlira investigadora del Instituto de Radioastronomía y Astrofísica (IRyA-UNAM) que ha liderado el estudio.

La forma en la que se mueven estos cúmulos y su distribución es similar a los discos de galaxias durante el período de máxima formación estelar, hace 10.00 millones de años, lo que se conoce como el "mediodía cósmico", "por lo que pensamos que el disco de cúmulos de M106 podría ser una reliquia de esa época", aclara.

Para Divakara Mayya, investigador del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) y segundo autor del artículo, "las observaciones con GTC y Osiris son esenciales para el éxito del estudio ya que estos objetos son bastante lejanos y, por lo tanto, se requieren exposiciones de más de una hora con el telescopio óptico-infrarrojo más grande del mundo para poder extraer la información necesaria de los espectros".

El artículo forma parte de un proyecto para estudiar los sistemas de cúmulos globulares en nueve galaxias espirales dentro de un radio de 52 millones de años luz con el propósito de investigar la relación entre el número de cúmulos globulares y la masa del agujero negro central en galaxias espirales.

"La relación es muy ajustada para las galaxias elípticas, pero no es tan clara en las galaxias espirales; la Vía Láctea, por ejemplo, no la cumple", comenta la investigadora González Lopezlira.

Las nueve galaxias espirales que se estudiarán tienen "buenas estimaciones de las masas de sus agujeros negros y están a distancias a las que se pueden ver bien sus cúmulos globulares", añade.