El IAC detecta un asteroide peligroso que pasará entre la Tierra y la Luna en 2082

04/05/2019

Investigadores del grupo de Sistema Solar del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) han podido usar el Gran Telescopio de Canarias (GTC) para calcular de manera más exacta la trayectoria de un asteroide potencialmente peligroso que pasaría entre la Tierra y la Luna en 2082.

De hecho, la previsión indica que el asteroide, de nombre '2019 DS1', pasará dibujando la trayectoria indicada el 26 de febrero del 2082, a una distancia aproximada de 165.000 kilómetros del planeta.

Este asteroide, de entre 20 y 40 metros de diámetro, en caso de impacto con la Tierra "podría generar una catástrofe similar a la que provocó el objeto que impactó en Tunguska en 1908", ha advertido el IAC a través de una nota de prensa.

El incidente de Tunguska tuvo lugar el 30 de junio de ese año, cuando una roca espacial de aproximadamente 37 metros de ancho penetró la atmósfera terrestre y detonó en el cielo de Siberia liberando energía equivalente a alrededor de 185 bombas de Hiroshima, según datos de la NASA, la agencia norteamericana responsable de la investigación espacial.

Programa de la ESA

El GTC observó el asteroide a más de 50 millones de kilómetros y suponen --según el coordinador del Área de investigación del IAC, Javier Licandro-- situar al GTC "en la primera línea del programa de Defensa Planetaria" de la ESA.

Este programa pone bajo vigilancia y estudio a los asteroides que pasan muy cerca de la Tierra y que tienen un cierto riesgo de colisionar con nuestro planeta.

"Las observaciones del GTC del asteroide '2019 DS1' han mejorado notablemente la determinación de su órbita, lo que permite predecir cuando el objeto volverá a acercarse a la Tierra y a que distancia", han explicado desde el IAC.

El '2019 DS1' fue descubierto el 28 de febrero de 2019 por el programa de búsqueda 'Catalina Sky Survey' cuando estaba aproximadamente a 1 millón de kilómetros de la Tierra y desde entonces se fue alejando rápidamente de nuestro planeta.

El seguimiento de estos asteroides es "de fundamental importancia para el programa de Defensa Planetaria", ha defendido la Investigadora Principal del grupo del Sistema Solar del IAC, Julia de León.

"La determinación temprana de un posible impacto permitiría tomar las medidas necesarias para evitarlo o minimizar sus efectos", aseveró. "Estas observaciones y misiones espaciales como Hera (misión que está planificando la ESA y en la que participan investigadores del IAC), son esenciales para proteger a nuestro planeta del impacto de un asteroide", recuerdan desde el IAC.