El presidente Torres (izq.) junto a los otros líderes autonómicos del PSOE, que respaldaron hoy a Espadas. / C7

Torres se implica en la campaña andaluza

El presidente del Gobierno de Canarias acompaña junto a otros líderes autonómicos al candidato socialista a la Junta, Juan Espadas

EFE Córdoba

El partido, los barones socialistas y presidentes autonómicos, Ángel Víctor Torres entre ellos, y el Gobierno han cerrado filas con el candidato a la Junta, Juan Espadas, al que han lanzado en un acto conjunto a una semana del 19-J para darle la vuelta a las encuestas, en las que no creen, y evitar un gobierno de «retroceso» del popular Juanma Moreno.

«Acompañando, junto a presidentes/as autonómicos del PSOE a Juan Espadas, ante la crucial votación 19/J para el futuro de Andalucía. Es votar entre derechos, defensa del estado del bienestar y de los servicios públicos, que es lo que defiende Juan Espadas, o justo lo contrario«, ha apuntado Torres en su perfil de Twitter.

En total nueve intervenciones, incluidas la de la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez y la del candidato Juan Espadas, en un acto que ha servido para escenificar la unidad del Gobierno, el partido y los barones para llamar a la movilización masiva el 19-J y revertir las encuestas que dan un triunfo electoral al PP y que el PSOE-A remonte y recupere el poder después de tres años y medio en la oposición.

Los mensajes del acto, al que han asistido también la ministra de Defensa, Margarita Robles y la ex vicepresidenta Carmen Calvo, han pivotado entre los logros conseguidos por los socialistas en sus casi 38 años de gobierno en Andalucía y sus autonomías y las constantes críticas al candidato popular Juanma Moreno.

«Moreno es del mismo PP de Feijóo, de Casado, de Cospedal y Bárcenas», ha clamado la portavoz del Gobierno, que ha calificado al popular de «indolente» por haber tenido tres años «en parálisis» al Gobierno andaluz y estar instalado en la confrontación «permanente» al Ejecutivo de Sánchez.

« Necesitamos que Andalucía se sume al proceso de transformación del país con Espadas como presidente. Hay que movilizarse, ir a votar y no habrá calor ni Corpus que pare al socialismo español y andaluz«, ha aseverado Rodríguez.

Espadas acusó al presidente andaluz de dirigir una «destrucción controlada» de la gestión anterior del PSOE en la Junta «porque no comparten ni un modelo de sociedad ni el modelo de igualdad de oportunidades por el que trabajamos los socialistas».

En su opinión, algunas de las cosas que construyó el PSOE-A han empezado a «retroceder, a deteriorarse o sencillamente a destruirse» y ha afirmado que «Andalucía no solo necesita tener un gobierno de progreso, necesita volver a tener un proyecto de gobierno, que no tiene Moreno Bonilla. Plantea solo avanzar, pero nos sabemos hacia dónde ni qué nos dejamos atrás», ha criticado.

Previamente, los siete presidentes autonómicos que han asistido (Extremadura, La Rioja, Comunidad Valenciana, Baleares, Canarias, Aragón y Asturias) han ofrecido intervenciones sectoriales en políticas como la sanidad, industria, igualdad, empleo o financiación autonómica que desarrollan en sus comunidades.

Pero el hilo argumental ha sido censurar la gestión del PP en estas comunidades y, muy especialmente en Andalucía, al tiempo que no han faltado elogios al socialismo andaluz desde los tiempo de Felipe González y Alfonso Guerra y a «todos» los gobiernos socialistas en Andalucía, desde Rafael Escuredo a Susana Díaz, ha señalado el presidente aragonés Javier Lambán.

«Los socialistas andaluces siempre estuvieron con los demás y ahora en un momento crítico toca estar con ellos. La encuesta que cuenta es la real, la que importa, la del 19-J, y lo que nos jugamos es el progreso con Espadas o el receso con la derecha. A votar y a San Telmo», ha emplazado el extremeño Guillermo Fernández Vara.

En esta idea abundó el presidente valenciano Ximo Puch, que redujo las opciones electorales a la derecha con la «derecha de la derecha» y apeló a la histórica movilización de los andaluces el 28F de 1980 para conseguir la autonomía plena y evitar la España a dos velocidades.

«Andalucía estuvo ahí y su ejemplo beneficio al resto de autonomías gracias al PSOE. Ahora toca movilizarse otra vez contra las derechas, contra la resignación», ha sostenido, mientras el presidente asturiano, Adrián Barbón, mandó los sondeos «a la porra».

Por su parte, la presidenta de Baleares, Francina Armengol, ha recordado que Andalucía siempre ha sido un «eco» del socialismo español, por lo que ofreció todo el apoyo del partido a Espadas y denunció que Moreno ha «jugado» con las políticas de igualdad, lo que vinculó a sus pactos y al «canjeo» derechos para conseguir los pactos con Vox.

Según la organización, unas 500 personas asistieron a este mitin en el Palacio de Congresos de Córdoba, donde el aire acondicionado era manifiestamente insuficiente y los abanicos y el agua sirvieron para combatir los casi 43 grados que había en el exterior del recinto.