El sector hotelero tiene solvencia frente a la covid, el problema es «hasta cuándo»

CANARIAS7 acogió ayer un encuentro digital con representantes turísticos, patrocinado por Banca March, en el que se analizó el sector

SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria.

El sector hotelero de Canarias se encuentra actualmente en una «situación financiera sólida» que le permitirá, en la mayoría de los casos, mantenerse y llegar con vida a la recuperación, cuyo inicio se prevé a partir de 2022. Así se puso ayer de manifiesto durante el encuentro digital patrocinado por Banca March en colaboración con CANARIAS7 y en el que la entidad, de origen mallorquín y con un estrecho vínculo con el sector turístico, presentó el informe 'Los retos financieros del sector hotelero en el contexto de la Covid-19'. A raíz de las conclusiones del informe se organizó un debate en el que participaron cuatro representantes del sector hotelero de las islas: José María Mañaricua (presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas, Feht); José Julio Artiles (consejero delegado de Satocan); Juan José Vera Díaz (consejero delegado económico y financiero en Labranda Hoteles) y Carlos Gimeno (consejero de THE Hotels).

El director de la unidad de Turismo y Ocio de Banca March, Rafael Farragut, aseguró que la anterior crisis, la de 2007, provocó un «cambio de mentalidad» en la gestión financiera de las empresas hoteleras que les ha llevado en los últimos años a reducir su endeudamiento y a una mayor capitalización que aporta mayor solvencia. Por ende, la estructura financiera de las empresas hoteleras españolas «ha mejorado notablemente» y se encuentra hoy saneada para afrontar la difícil situación que ha generado la Covid-19 y poder llegar hasta que se inicie la recuperación.

Este punto de partida llevó a Farragut a mandar un mensaje de optimismo al sector desde el convencimiento de que España logrará recuperar su liderazgo como destino turístico «gracias al tejido productivo y los profesionales que han permitido que España se haya convertido en referente mundial» del sector.

Los empresarios participantes en el acto confirmaron la mejor situación financiera del sector hoy que en 2007 tras unos años, entre 2014 y 2019, «muy buenos» de ingresos turísticos y descenso del apalancamiento . Sin embargo, expresaron su preocupación por el tiempo que puede alargarse la crisis del coronavirus. «Estamos en las mejores condiciones para afrontar esta crisis. El problema es cuánto va a durar esto y si nuestra liquidez o acceso al crédito va a ser suficiente para una pandemia para la que no hay fecha final», indicó Mañaricua, quien descartó que este año vaya a haber temporada de invierno en las islas.

Artiles coincidó en su lectura. «Sí estamos preparados con compañías financiadas y deudas a largo. Han sido años buenos. El problema es durante cuánto tiempo», indicó el consejero de Satocan, quien demandó ayudas «para superar los próximos meses o años» al igual que están aprobando otros países para apoyar a sus sector estratégicos.

Esta demanda la secundaron todos los empresarios que consideran clave la puesta en marcha de mecanismos que garanticen la pervivencia de las empresas hasta la ansiada recuperación.

Vera Díaz destacó los datos del informe de Banca March, que sitúan la capitalización del sector hotelero en torno a un 50%, el endeudamiento a niveles mínimos y un retorno de los activos del 8% (lo que supone que en 15 años se recupera la inversión en activos hoteleros) y en este sentido, se mostró confiado en «salir del bache» provocado por la covid con el apoyo de las instituciones y la banca. En este punto, los empresarios destacaron la respuesta rápida que dieron las entidades tras la pandemia y que contribuyó a salvar muchas empresas.

Gimeno destacó que las empresas están hoy más capitalizadas y profesionalizadas que en 2007 pero reseñó la «complicación» del momento para las empresas individuales que hay en España y que suponen el 35% de la capacidad hotelera de España. «Si las soluciones médicas a la pandemia no llegan pronto los problemas pueden lastrar a muchos propietarios independientes y cadenas pequeñas», advirtió el consejero de THE Hotels.

Farragut mostró su confianza en que pronto haya fórmulas para que vuelva la tranquilidad y la movilidad y destacó el esfuerzo realizado por los hoteleros por tener los complejos abiertos en estos meses con una rentabilidad muy baja o incluso, a pérdidas «por compromiso» con los clientes, los provedeores, la plantilla, el destino y los turoperadores.

De la capacidad hotelera de Epaña está en manos de 250 grupos organizados mientras que el 35% restante lo tienen operadores independientes.El proceso de afiliación de estos empresarios independientes a las cadenas ha sido constante pero lento: en los últimos diez años tan sólo un 5% de capacidad h apasado a portafolios de grupos hoteleros.

De de la oferta integrada en grupos corresponde a hoteles operados en propiedad o a través de contratos de alquiler mientras que el 15% restante tenía firmados acuerdos de gestión o de propiedad. Este último aumenta entre los mayores grupos debido a la presencia de los grandes grupos hoteleros internacionales.