Borrar
Samuel Henríquez, edil de Urbanismo y candidato de NC a la Alcaldía de San Bartolomé. JUAN CARLOS ALONSO
Samuel Henríquez, edil de Urbanismo y candidato a la Alcaldía por San Bartolomé de Tirajana

«San Bartolomé necesita un alcalde que mande y trabaje las 24 horas del día»

El líder local de NC deja claro que lo que funcionó del gobierno local en este mandato lo gestionó NC y siente que la calle lo sabrá valorar al votar

Gaumet Florido

San Bartolomé de Tirajana

Lunes, 15 de mayo 2023, 07:14

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El edil de Urbanismo y candidato de NC al Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana reivindica el trabajo realizado en las áreas que llevó su grupo, aunque reconoce que la gestión del gobierno local careció de liderazgo. La alcaldía está en manos del PSOE, de Conchi Narvaéz.

Dice Marco Aurelio Pérez, de PP-AV, que sacarán una mayoría holgada. ¿Y NC?

–Vamos a liderar el gobierno, no existirá ningún gobierno sin NC. Eso es lo que percibimos en la calle, porque además yo creo que la gente no quiere volver al pasado. Volver al PP o a Marco Aurelio es volver al pasado, a ocho años de inacción, de decadencia, de enfrentamientos. Lo que nos dicen los empresarios, los clubes deportivos y la gente de a pie es que no quieren volver a todo eso. Nosotros lideraremos ese gobierno. Yo no hablo de mayorías absolutas, lo que percibo es ambiente positivo en torno a mí, la candidatura y el trabajo que hemos hecho. Nos merecemos un gobierno para todos, que no mire de dónde vienes ni a dónde vas. Avanzamos más en dos años en el desbloqueo de inversiones estratégicas que él en ocho.

–¿Volvería a repetir la fórmula del todos contra Marco Aurelio?

–No, a lo que hay que ir y por lo que apostamos es por un gobierno liderado por Nueva Canarias, porque somos el partido que ha gestionado el 70% de las áreas de este gobierno y hemos demostrado que apostamos por un modelo transformador.

–Entonces, Marco Aurelio ya no es una línea roja, ¿o sí?

–No, nosotros no nos marcamos ninguna línea roja, salvo Vox.

–El cuatripartito acabó en tripartito, y de compartir mesa y mantel, ya solo comparten piso. ¿De quién ha sido la culpa?

–Compartimos casa, solo que en habitaciones separadas, aunque sí que es verdad que hubo un antes y un después por el congreso de los habilitados, porque yo nunca estuve de acuerdo con aquello. Es más, lo advertí, y por eso desde que me preguntaron nos desmarcamos y dijimos que NC no estaba de acuerdo. Estamos a favor de los congresos de formación, pero aquel estuvo mal planteado.

–¿Cree que le puede perjudicar de cara a las elecciones?

–No, sinceramente, porque la ciudadanía ha sabido en todo momento cuál ha sido la posición de NC respecto a aquel congreso. Fuimos claros.

–¿Siente que ha habido lealtad entre los socios del pacto?

–Yo creo que sí, que los socios hemos sido leales...

–¿También en el expediente de Costas por la escollera de Maspalomas? Usted se quejó.

–En el 90% de los casos sí han sido leales, pero evidentemente en ese que usted menciona no, porque mientras yo atendía a los medios de comunicación, otro sector del gobierno, en concreto, la alcaldesa, se estaba reuniendo con los surfistas...

–Por cierto, ¿qué fue de ese expediente?

–Pues no hemos vuelto a saber nada, porque Costas nunca nos respondió a nuestro recurso. Además, el tiempo nos ha dado la razón. Ahora el mar se ha llevado toda la arena y no hemos sido nosotros, que desde entonces hemos sido ultraconservadores en las tareas de mantenimiento.

–¿Con qué aval se presenta NC a estas elecciones?

–Hemos gestionado el 70% de lo que se ha transformado en San Bartolomé de Tirajana, y lo hemos hecho gobernando para todos. Parándonos, programando y teniendo claro lo que teníamos que hacer. A veces eso nos suponía que nos lleváramos más palos de los debidos, porque además tenemos el defecto de que damos la cara y afrontamos los problemas. Un ejemplo es el Consorcio de Maspalomas. Hemos ejecutado 20 millones de euros, lo hemos transformado, aunque tenemos que caminar hacia la creación de un ente de conservación de la zona turística que nos permita un mantenimiento eficaz y eficiente.

Otro ejemplo es Servicios Sociales, donde hemos multiplicado por 140 su presupuesto en la peor etapa de la historia que se recuerda, Eso se ha traducido en que ya no hay listas de espera, que hemos aumentado en 100 plazas la ayuda a domicilio y hemos incorporado personal después de más de ocho años. Nos presentamos con trabajo, con hechos, con una idea de cómo se tiene que transformar San Bartolomé de Tirajana. Y el ejemplo de ello es que cuando escuchas hablar a otros de la gestión del gobierno municipal habla de las áreas que le tocó gestionar a NC. Eso está bien porque lo ponen en valor, de ahí que el planteamiento sea trasladar ese modelo al resto de la administración.

–¿NC es el modelo?

–Sin duda, sé que al resto no le gusta que lo digamos, pero es que cuando sacan pecho de gestiones de este gobierno se refieren a áreas que llevamos nosotros.

–Pero, a simple vista, se le quedan muchas cosas empezadas o a medias (mercado, toboplaya)...

–Es que en San Bartolomé estaba todo muerto, aquí no se había hecho nada. Empezamos muy de abajo, y no se puede dar un vuelco a la realidad de la noche a la mañana. A pesar de eso hemos hecho mucho. Por ejemplo, hemos desbloqueado Meloneras 2A, que llevaba más de 20 años parado y que dará pie a una inversión de más de 1.000 millones de euros para construir hoteles. O las playas, que están mejor que nunca y para las que hemos recuperado la bandera azul. Y la actualización de los contratos, como el de los chiringuitos...

–Se le quedó pendiente el del servicio de hamacas...

–Pero porque lo paró la alcaldesa por presiones de su propio partido; ahí se quedó, porque estaba todo a punto para sacarlo a concurso y actualizarlo.

–¿Y el centro comercial Metro? Lo declaró en ruina, le reservó una partida para tirarlo si los dueños no se ponen de acuerdo, pero ahí sigue...

–Es que hay que cambiar las leyes, porque no puede ser que por la negativa de un solo propietario todo se bloquee. En todo caso, avanzamos en el expediente, como hicimos también con el Siam Park, hasta donde pudimos, hasta que llegó la sentencia del Supremo y lo paró todo. En Urbanismo hemos hecho más en dos años de mi gestión que en los últimos 8 de Marco Aurelio y en los dos de Alejandro Marichal.

–Visto lo visto, ¿hay que hacerse a la idea de que no saldrá el Siam Park?

–No, no podemos renunciar a ese proyecto. Es estratégico. Nosotros avanzamos más que nadie, y para eso hacía falta un liderazgo y coordinarse. Eso no pasaba antes, porque había un freno en San Bartolomé por parte del gobierno de Marco Aurelio.

–¿Qué le propone a la ciudadanía para el próximo mandato?

–Primero, las políticas sociales, darle continuidad a lo que veníamos haciendo y desarrollar el proyecto de la residencia de mayores, que es nuestra espinita clavada. Tenemos el suelo y, en breve, el proyecto. La segunda, Vivienda. Nos planteamos facilitar la construcción de 400 o 500 casas.

Tercero, los servicios públicos. Hay cosas que no hemos hecho bien, cosas que no han dependido de NC, pero no lo hemos dicho por respeto institucional, pero cuando uno va a los barrios, la gente te habla del alumbrado, de los jardines sucios o del asfaltado mejorable. Queremos trasladar a esas áreas nuestro modelo.

Y cuarto, el Ayuntamiento. Necesita un meneo que no lo conozca ni la madre que lo parió. Tiene que tener a alguien que mande, que lidere, que quiera ser alcalde, que no venga a jubilarse, ni esté por obligación, que ordene la casa. Hay mucho personal cualificado, pero no hay un faro que guíe esa administración.

–¿Ese papel no lo ha jugado la alcaldesa? ¿No ha sido buena alcaldesa?

–Eso no me corresponde valorarlo a mí, sino a la ciudadanía, pero sí tengo claro que San Bartolomé necesita un alcalde que mande y que trabaje las 24 horas del día y eso aquí no lo ha habido.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios