Varias guaguas municipales estacionadas. / arcadio suárez

El PSOE deja que Coalición Canaria se apunte el éxito de las guaguas gratis

La dirección socialista dio orden a sus diputados de no plantear enmiendas. Clavijo y Dávila anuncian este lunes el acuerdo

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

La dirección federal del Partido Socialista y el Gobierno de Pedro Sánchez han dejado finalmente que sea Coalición Canaria quien se apunte el mérito de conseguir que los bonos de transporte público y multiviajes en guaguas y tranvía en las islas sean gratis el próximo año.

Fernando Clavijo, secretario general de Coalición Canaria, y las diputadas Ana Oramas y María Fernández ofrecen este lunes una rueda de prensa para anunciar el acuerdo, que ya avanzó CANARIAS7 este domingo.

Para afrontar esa gratuidad total se habilitaría una partida de 50 millones de euros. En la actualidad, el descuento en los bonos de transporte en Canarias es del 50%.

En las filas socialistas se daba por hecho el acuerdo pero ha causado malestar que la dirección federal decidiese que esa gratuidad llegase de la mano de Coalición Canaria. De hecho, tanto Ferraz como Moncloa dieron orden a los diputados socialistas de no presentar enmiendas a los presupuestos, con lo que el margen de mejora de los mismos quedaba en manos de CC y, en menor medida, de Nueva Canarias a través de Compromís, pues Pedro Quevedo ya no está en el Congreso.

El acuerdo entre en el PSOE y CC incluye un plan de inversiones adicional para la isla de La Palma, como parte de la reconstrucción económica tras la erupción volcánica.

El proyecto presupuestario de 2023 afronta esta semana el debate de enmiendas parciales en la Comisión de Presupuestos del Congreso todavía sin haber cerrado el apoyo de los principales socios parlamentarios del Gobierno, PNV, ERC y Bildu.

A partir de este martes y durante tres días, los diputados de la Comisión debatirán y votarán las miles de enmiendas que continúan vivas, es decir, aquellas de las 5.445 inicialmente presentadas que no han sido vetadas por el Gobierno ni inadmitidas por la propia Comisión ni incorporadas en la fase de ponencia.

Las enmiendas que no sean incorporadas en Comisión todavía tienen la opción de llegar vivas al Pleno que se celebrará entre el 21 y el 24 de noviembre, donde podrían ser incluidas en el texto que, si todo avanza como está previsto, aprobará el Congreso para su remisión al Senado.

La ponencia de la Comisión celebrada a puerta cerrada el pasado jueves ya incorporó las primeras modificaciones del proyecto del Gobierno, entre ellas 48 enmiendas del PNV, así como varias registradas de forma conjunta por PSOE y Unidas Podemos y por estas dos formaciones junto a Compromís y PRC.

A pesar de haber logrado incluir 48 enmiendas por un total de 70 millones -40 de ellos para el museo Guggenheim en Urdaibai-, el PNV todavía no da por cerrada la negociación, ya que espera lograr apoyo para aprobar nuevas enmiendas, como la que reclama la extensión a 2023 de la bonificación al transporte público no estatal.

También está pendiente de cerrar el acuerdo con dos de los principales socios parlamentarios del Gobierno, ERC y EH Bildu, después de que las cuatro enmiendas registradas de forma conjunta por estas dos formaciones con Unidas Podemos en materia de vivienda fueran vetadas o inadmitidas, por lo que no podrán debatirse.