Arcadio Suárez

El paso de la borrasca hará caer las temperaturas hasta seis grados

El descenso más brusco será este miércoles con la llegada de lluvias moderadas y calima en las islas orientales

Carlos Santana Beltrán
CARLOS SANTANA BELTRÁN Las Palmas de Gran Canaria

El descuelgue de un embolsamiento de aire frío en altura de la corriente del chorro polar aumentará a partir de este martes la inestabilidad en el entorno de Canarias con la llegada de lluvias de débiles a moderadas que irán barriendo de oeste a este las islas, con especial incidencia en las islas occidentales y centrales, arrastrando calima a las orientales y provocando un descenso moderado de las temperaturas máximas y mínimas, según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Esta caída de las temperaturas será más acusada el miércoles con un descenso que puede alcanzar hasta los seis grados en el noroeste de Gran Canaria y noreste de Tenerife, sobre todo en medianías de dichas zonas. En el resto de zonas el descenso variará entre los dos y cuatro grados. En cuanto a las temperaturas mínimas estas caerán ligeramente, con entre dos y cuatro grados, en el oeste de Fuerteventura y Lanzarote, medianías del este de Gran Canaria y sureste de Tenerife. En el resto se mantendrán sin grandes cambios salvo en La Palma donde está previsto que aumenten en las cumbres y medianías.

En cuanto a las precipitaciones, p ara este martes la Aemet prevé intervalos nubosos al norte y este de las islas más occidentales tendiendo a nuboso o cubierto durante la semana mitad de la jornada, las precipitaciones puede ser de débiles a moderadas, especialmente en el norte de La Palma y El Hierro. En las islas orientales se esperan cielos con intervalos de nubes altas y probable calima en capas altas. El viento será en las islas más occidentales de componente norte flojo a moderado; en las islas centrales, en general variable flojo, con predominio del oeste; y en las más orientales, del sureste.

El miércoles las precipitaciones se extenderán al resto de islas, con más probabilidad en las islas centrales, las lluvias pueden ser de débiles a moderadas, sobre todo en la vertiente norte. En Fuerteventura y Lanzarote continuará la probabilidad de calima. El viento será del noroeste moderado en las islas de mayor relieve y de componente este con intervalos fuertes en las más orientales.

La inestabilidad no se acabará tras el paso de esta borrasca ya que los podemos predictivos apuntan al regreso de lluvias de cara al fin de semana. Unas precipitaciones que podrían volver a ser de carácter moderado en las islas más montañosas, aunque de momento es pronto para saberlo con exactitud.