Borrar

El Parlamento canario recuerda a Campoamor: «Nos dejó en herencia, con su lucha, la obligación de cambiar las cosas»

8M ·

Astrid Pérez, presidenta de la Cámara presenta una escultura cedida por Máximo Riol Cimas que recordará, en el hall del Parlamento, a «una mujer que, contra viento y marea, defendió el derecho de todas a participar en la vida política, en igualdad de condiciones que los hombres».

Viernes, 8 de marzo 2024, 14:43

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Parlamento de Canarias ha celebrado este 8 de marzo el Día Internacional de las Mujeres presentando en su entrada principal una nueva escultura dedicada a la política y abogada Clara Campoamor, que en 1931 jugó un papel clave para que se reconociera el derecho de las mujeres españolas a votar. La presidenta de la Cámara, Astrid Pérez, fue la encargada de descubrir la obra cedida por el artista Máximo Riol Cimas y recordó que «Clara Campoamor nos dijo que la libertad se aprende ejerciéndola y nos dejó en herencia, con su lucha, la obligación de cambiar las cosas».

En la presentación de la obra «A Clara Campoamor: Fidelidad y Tesón», Astrid Pérez subrayó que con este acto en el Parlamento canario «se hace justicia a nuestra historia democrática» y se recuerda a «una mujer que, contra viento y marea, defendió el derecho de todas a participar en la vida política, en igualdad de condiciones que los hombres».

«Nadie en España duda hoy de que las mujeres tengan derecho a votar. Pero en 1931, Campoamor tuvo que enfrentarse a personas que, desde todo el arco ideológico, consideraban que las mujeres aún no estaban preparadas para elegir a sus representantes políticos», recalcó la presidenta. Además, «dedicó su vida a trabajar por el derecho al divorcio, la igualdad de hijos e hijas nacidos fuera del matrimonio o el fin de la prostitución».

Astrid Pérez citó algunas palabras de Campoamor en defensa del derecho de las mujeres a votar, recogidas en su libro «El voto femenino y yo: mi pecado mortal»: «Resolved lo que queráis, pero afrontando la responsabilidad de dar entrada a la mitad del género humano en política. Para que la política sea cosa de dos. Porque solo hay una cosa que hace un único sexo: alumbrar. Las demás las hacemos todos en común, y no podéis venir aquí a legislar, a votar impuestos, a dictar deberes, a imponer normas sobre la raza humana, sobre la mujer o sobre los hijos... aislados, fuera de nosotras».

Astrid Pérez reconoció, además, «la generosidad del escultor Máximo Riol, nacido en Lorca (Murcia), pero canario de adopción desde hace más de 63 años». Detalló que este artista tiene sus esculturas repartidas por más de veinte localizaciones en el mundo: «En calles, edificios y espacios públicos de Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife, San Bartolomé de Tirajana, Firgas, Artenara, Telde o Puerto del Rosario. También en Ibiza, Burgos, Leganés, Galicia o Valladolid. Y más allá de nuestras fronteras, en Alemania, Holanda, Perú, Argentina, Uruguay, Venezuela o Estados Unidos».

Máximo Riol agradeció a la presidenta del Parlamento de Canarias que aceptara su propuesta de homenaje a «una de las personas más relevantes de la política española del siglo XX», e hizo hincapié en «la lucha de Clara Campoamor por igualar los derechos de las mujeres a los de los hombres».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios