El consejero de Obras Públicas, Transporte y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis. / EFE | Elvira Urquijo A

El número de viajes mínimo para el uso gratis del transporte será de 15 al mes

Será necesario validarlos pero, de no efectuarlos, cuando al mes siguiente se renueve el bono se deberá proceder a su pago

EFE Las Palmas de Gran Canaria

El número de viajes mínimos para la gratuidad del transporte público terrestre en las islas, que se aplicará a partir de enero en Canarias, será de 15, y serán necesario validarlos, pero, de no efectuarlos, cuando al mes siguiente se renueve el bono se deberá proceder a su pago.

Así lo han consensuado este miércoles el consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, y los responsables de este área de los siete cabildos, en una reunión que han celebrado en la capital grancanaria, en la que han abordado los criterios que se aplicarán en todas las islas para el uso del transporte público gratuito y que se establecerán en un protocolo que firmarán antes de finalizar este mes.

Franquis ha explicado en rueda de prensa que la frecuencia mínima de viajes para disfrutar de la gratuidad del transporte se ha acordado en 15 días por entender que es «razonable», dado que la media de uso al mes es de 30 a 40 viajes entre los trabajadores y estudiantes, que es a quien más se pretende beneficiar con esta medida, además de a las personas en situación de vulnerabilidad.

En cuanto al criterio de reparto de los 81 millones de euros que recibirá Canarias del Gobierno central para sufragar los bonos de los viajeros, la distribución de estos fondos que se ha convenido con los cabildos, incluyendo los municipios que cuentan con servicios propios de guaguas, es transferir un primer abono del 80% (64,8 millones de euros) de la cuantía total de la ayuda, siguiendo con los mismos criterios establecidos por el Estado para la distribución del descuento del 50 % que ya se aplica.

El segundo abono se realizará antes del 30 de junio de 2023, aportando el 20% restante en función de los viajeros reales que se hayan tenido en el Bono Residente Canario y sus modalidades hasta el 31 de mayo de 2023.

La iniciativa que bonifica el 100 % del precio del transporte afectará a los bonos residente, joven, mensual senior y mensual de personas con discapacidad y, de esta manera, a partir del 1 de enero los actuales poseedores de cualquiera de estos títulos accederán automáticamente a la promoción al renovar su bono.

Por otro lado, a quienes no hayan tenido con anterioridad estos títulos también se les concederá la gratuidad el primer mes, aunque deberán abonar los costes de emisión de la tarjeta personalizada que son 5 euros, ya que los poseedores actuales los abonaron en su momento.

No obstante, dado que actualmente se están sometiendo a la bonificación del 50% prevista en el Decreto-ley 11/2022, otros títulos multiviaje insulares y municipales, se establece un período transitorio de dos meses, hasta el 28 de febrero de 2023, en el que se permitirá aplicar el descuento del 100% a los títulos que actualmente están siendo bonificados al 50% aunque no estén vinculados al Bono Residente Canario y sus modalidades.

A finales de cada mes se verificará que se han usado el número mínimo de viajes estipulados para tener la consideración de viajero frecuente y, si es así, llegado el momento de la renovación del abono se le aplicará de nuevo la gratuidad.

Sin embargo, en caso de no llegar al número de validaciones estipuladas, al renovar el abono deberán pagar su precio.

El protocolo acordado tendrá vigencia hasta la finalización de las actuaciones previstas en el mismo o, en su defecto, 31 de diciembre de 2023.

Franquis ha informado de que en el primer trimestre del próximo año se evaluará la aplicación de esta medida que pretende apostar por el transporte sostenible y solidario para estudiar los problemas que se hayan podido presentar y dar una solución.

Según el consejero de Transportes regional, se espera que con el bono gratis se incremente la demanda del uso de guaguas y del tranvía en Tenerife entre un 5 y un 7%, y en caso de que sea necesario se dispondrán de más vehículos para atender el aumento de viajeros.

El consejero insular de Transporte de Lanzarote, Marcos Bergaz, ha indicado que el Cabildo, desde el pasado 1 de septiembre, sufraga la gratuidad del transporte público en la isla para los viajeros frecuentes, que usan la guagua como entre 20 y 80 veces al mes, y que para ellos se le exige al beneficiario de una declaración responsable.

Así mismo, ha señalado que el aumento de viajeros en septiembre fue de un 5% y en octubre de un 9,9%, si bien la corporación contará con tres nuevo vehículos antes de finalizar el año, y otro más en enero del próximo año, y que además en 2022 ha incorporado otros siete a la flota para llevar a cabo esta medida que favorece el transporte colectivo.

El consejero de Transporte de Gran Canaria, Miguel Ángel Pérez del Pino, ha manifestado, al igual que Franquis, que no cree que supere en más de un 7% el incremento de pasajeros por la gratuidad de las guaguas en la isla, tras haber experimentado en los últimos cinco años un aumento de un 25%.

Ha señalado que Gran Canaria y Tenerife son las islas que más viajeros concentran, y que en el caso de su corporación a los 62 millones que anualmente se destinan para renovar el parque de vehículos, en 2023 se dispondrá de una partida adicional de 3,9 millones de euros con los que se adquirirán 56 vehículos mediante «renting».

En diciembre de 2020 se acordó incrementar la flota con 58 vehículos más, de los que solo se han podido recibir 30 debido a la crisis de materiales para su fabricación, pero ha señalado que los 28 restantes llegarán próximamente, por lo que consideran que tienen margen para atender la demanda que se producirá con el bono gratis de transporte.

Ha incidido en el esfuerzo económico que ha efectuado el Cabildo en esta materia, ya que entre 2008 y 2015 solo se adquirió una guagua.

Tanto el consejero Franquis como los consejeros insulares coincidieron en señalar que se debe dar un nuevo impulso al transporte público colectivo en vista que el aumento de los costes de los combustibles está teniendo un impacto muy notable en la capacidad de los ciudadanos para poder asumir el coste del transporte asociado a la movilidad cotidiana obligada.