Borrar
Conrado Domínguez. C7
Caso Mediador: un investigado contactó con Domínguez para conciertos y mascarillas

Caso Mediador: un investigado contactó con Domínguez para conciertos y mascarillas

Tribunales ·

El director del Servicio Canario de Salud quería verse con Poveda Sierra, promotor de conciertos, que ha entregado a la jueza sus correos con el entonces alto cargo

Miércoles, 7 de febrero 2024, 00:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Maximiliano Miguel Poveda Sierra, uno de los empresarios investigados en el caso Mediador, ha entregado a la juez instructora, María de los Ángeles Lorenzo-Cáceres, correos electrónicos intercambiados en el año 2021 con el que entonces era director del Servicio Canario de Salud (SCS), Conrado Domínguez. El objeto era celebrar una reunión para ver la posibilidad de materializar en las islas diversos negocios de Poveda Sierra, todo ello con la mediación de Marco Antonio Navarro Tacoronte, también investigado en esta causa.

En un escrito a la jueza al que ha tenido acceso este periódico, Maximiliano Poveda Sierra deja constancia de esa labor de mediador de Marco Antonio Navarro y subraya el interés que tenía Conrado Domínguez por la celebración del encuentro, si bien no llegó a producirse porque Poveda Sierra no pudo acudir.

Según la versión por escrito de Poveda Sierra ante la jueza, era el Mediador quien le iba proponiendo «distintos negocios» a medida que iba conociendo el alcance de su «actividad profesional». «Uno de estos potenciales negocios, aunque luego no se llevó nada a cabo, era el de la celebración de conciertos musicales en Canarias. La duda estaba en la situación del covid-19, lo que supuso que Navarro Tacoronte se dirigirese a D. Conrado Domínguez», en calidad de director del SCS.

En un mensaje al que ha accedido este periódico, Domínguez propuso a Poveda Sierra un encuentro en Gran Canaria

La cartera de negocios de Poveda Sierra abarca desde la organización de conciertos musicales a actividades en materia de energías renovables en Marruecos.

Le invitó a una reunión

Fue Domínguez quien «se dirigió» a Poveda Sierra para formalizar un encuentro personal. Lo hizo a través de un primer correo electrónico con fecha de 3 de marzo de 2021, un mensaje al que también ha accedido CANARIAS7. En el mismo se puede leer: «Estimado Maximiliano, por la presente para el Servicio Canario de Salud sería muy importante invitarle a una reunión en las dependencias de la Consejería de Sanidad en Gran Canaria el próximo lunes 8 a las 11 de la mañana. Espero que pueda aceptar esta invitación. Un saludo». Y firma Conrado Domínguez como director del Servicio Canario de Salud.

C7

El empresario se disculpó porque no podía acudir en la fecha prevista. El 6 de abril fue Poveda Sierra quien se dirigió por email al director del SCS para proponer un nuevo encuentro, citándole Conrado Domínguez para el 14, y ese mismo día el empresario volvió a excusarse.

C7

Pero no solo había interés en el asunto de la celebración de conciertos musicales. En su escrito a la jueza, el empresario investigado se refiere a «pretensiones del Servicio Canario de Salud sobre una potencial compra de mascarillas, que a la postre quedó en nada».

Negociaron cantidades económicas

Este periódico ya desveló una conversación telefónica entre Conrado Domínguez y Marco Antonio Navarro Tacoronte en la que hablan de importes a facturar a diversas empresas, un diálogo en el que Domínguez apremia al Mediador para que le diga si sale adelante una operación de compra de guantes sanitarios.

C7

En el marco de la investigación del caso Mediador, la Policía encontró mensajes entre ambos y una anotación con nombres de empresas y cantidades que sumaban 600.000 euros.

Noticia relacionada

En los audios desvelados por CANARIAS7, Navarro le comenta a Domínguez las cantidades a facturar y se refiere a una persona a la que identifica como «Miguel», con un negocio millonario en África.

Conrado Domínguez está investigado en el caso Mascarillas, que sigue su curso en la Fiscalía Europea tras asumir la instrucción al entender que en la operación fallida por la que el Servicio Canario de Salud pagó 4 millones de euros a la empresa RR7 a cambio de un millón de mascarillas pudieron utilizarse fondos comunitarios.

C7

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios