Borrar
Antonio Navarro, en una autofoto incautada por la Policía Nacional y en el que se ve a la derecha a Conrado Domínguez. C7

Conrado Domínguez pidió al Mediador que agilizara un negocio de compra de guantes sanitarios

Tribunales ·

Nuevos audios confirman la estrecha relación entre el entonces director del Servicio Canario de Salud y el intermediario Antonio Navarro

Francisco Suárez Álamo y Francisco José Fajardo

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 30 de enero 2024, 07:28

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La relación entre Conrado Domínguez, entonces director del Servicio Canario de Salud, y Antonio Navarro Tacoronte, el intermediario que da nombre al caso Mediador, se extendió a negocios vinculados con la compra de material sanitario. En concreto con al menos una operación para hacer llegar a la Sanidad canaria siete millones de guantes.

CANARIAS7 ha accedido a audios en los que se ve el papel de Navarro como mediador entre una empresa de alquiler de vehículos y el Servicio Canario de Salud. Hay al menos dos llamadas telefónicas entre ambos sobre ese contrato, que es uno de los investigados por la jueza tinerfeña. Pero en esas conversaciones salen a relucir negocios también de compra de material sanitario.

Noticia relacionada

En uno de los audios, es Conrado Domínguez quien da prisa al Mediador porque asegura que no puede seguir dando largas a terceros en una operación de compra de material sanitario: «Amigo, yo no puedo pasar de hoy, estoy quedando fatal, hay 7 millones de guantes en Madrid, pagando almacén, sin venderse a nadie esperando por mí, yo tengo que resolverlo de una manera o de otra, y si no puede ser, pues me dices 'Mira, no puede ser' y me busco la vida, pero lo que no puede ser es tener esa incertidumbre ahí. No lo digo por ti, lo digo por mí». «Ellos confían en mí», subraya Domínguez.

«¿Tú confías en mí?», le preguntó el Mediador al entonces director del Servicio Canario de Salud, que contestó: «Claro que sí». Navarro le pidió «quince minutos» para hacer una gestión y desbloquear esa compra de material sanitario.

Como se recordará, Domínguez sigue imputado en el caso Mascarillas, centrado en la entrega de 4 millones de euros a la empresa RR7 por un millón de mascarillas que nunca llegaron a la Sanidad autonómica. La Fiscalía Anticorrupción presento querella, dirigida contra Conrado Domínguez, la entonces directora de Recursos Económicos, Ana María Pérez, y el dueño de RR7 United SL, Rayco González.

Empresas a las que facturar

El pasado domingo, CANARIAS7 desveló una conversación en la que Domínguez preguntaba a Navarro por la cuantía a facturar a diversas empresas, añadiendo que si había que elevar las cantidades, que se lo dijese, pues él no tenía problemas al respecto.

En una conversación previa, el Mediador llama a Domínguez y lo despierta durante la noche. Antonio Navarro le menciona que ya tiene los nombres de las empresas a las que presentar facturas. «Eso mándamelo por WhatsApp todo», le dice Domínguez. Navarro le comenta: «Apúntale a esta 600.000». Con posterioridad vino la conversación en la que hablan de un montante total a facturar de 600.000 euros.

En ese contexto cabe situar también el papel desempeñado por el empresario Miguel Ángel Robayna, titular de la empresa Hispano Robysa. Según la investigación policial bajo supervisión de la jueza Ángeles Lorenzo-Cáceres, Robayna hacía facturas para dar apariencia de legalidad a los pagos de otros empresarios que contactaban con la trama del caso Mediador en busca de un trato de favor desde la administración autonómica. Miguel Ángel Robayna se ha autoinculpado, ha admitido esa función en la trama y ha hecho entrega de un archivo informático con abundantes datos sobre el caso.

La Policía Judicial también encontró mensajes escritos entre Domínguez y Antonio Navarro relativos al envío de diferentes facturas, a lo que se une el hecho de que el Mediador visitaba al entonces director del Servicio Canario de Salud en su despacho y también le pidió que ayudase a rebajar una sanción al empresario ganadero de Tenerife Alberto Montesdeoca, uno de los investigados en el caso Mediador.

A su vez, Montesdeoca aspiraba a vender productos lácteos en centros de la Sanidad pública canaria. Lo mismo pretendía hacer la empresaria ganadera afincada en Gran Canaria Inmaculada Roca, cuya empresa presuntamente se sirvió de los contactos de la trama Mediador y que también fue detenida al estallar el caso el pasado año y puesta en libertad con cargos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios