Tráfico rodado en una carretera sureña. / CARRASCO

Yaiza aspira a bajar la emisión anual de dióxido de carbono por habitante a 2,8 toneladas

El objetivo tiene el año 2030 como fecha tope

J.R.S. Yaiza.

En consonancia con la reciente adhesión del Ayuntamiento de Yaiza al Pacto de las Alcaldía para el Clima y la Energía, por parte local se prevé poner en marcha un plan de actuaciones de cara a reducir notablemente las emisiones de dióxido de carbono relacionadas directamente con el municipio. Se aspira a que en 2030 la emisión por habitante sea de 2,8 toneladas al año.

O lo que es lo mismo, se tiene el objetivo de rebajar con gran diferencia la situación que se daba en 2017, cuando la media atribuible a cada residente se estableció en 5,8 toneladas. Se tiene en cuenta que «en Yaiza se emitieron 94.997 toneladas totales de CO2 equivalentes procedentes del transporte local, los edificios e instalaciones municipales, residenciales y terciarios y el alumbrado público», según consta en el inventario de emisiones de referencia que se ha dado a conocer en la web oficial del municipio sureño en fechas recientes.

Se tienen en cuenta el transporte por carretera, tanto a nivel público, como en el ámbito privado; así como el alumbrado y el consumo energético en el grueso de los inmuebles repartidos por el municipio. En Yaiza, según se concreta en el informe que analiza 2017, «los sectores que en mayor medida contribuyen a las emisiones de CO2 son las edificaciones terciarias y residenciales -especialmente por los consumos eléctricos y de gas- y el transporte privado y comercial -especialmente las emisiones de los vehículos de gasolina-».