Firma de entrega de suelo en 2020. / CARRASCO

Las 200 viviendas protegidas irán en tres edificios de cinco plantas de altura

El Gobierno de Canarias destina 11 millones de euros a los proyectos y la dirección de obras. Se prevé que la construcción arranque a final de año

JOSÉ R. SÁNCHEZ Arrecife.

Las primeras 200 viviendas de protección oficial que el Gobierno de Canarias prevé edificar en Arrecife, en Maneje, se concentrarán en tres grandes edificios de cinco plantas. En dos estructuras deberán ir 67 viviendas, quedando las 66 unidades restantes en el tercero. Se contempla la presencia de un número de plazas de garaje acorde con las viviendas a construir, en función de las características del suelo a levantar para los cimientos.

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, con Sebastián Franquis de titular, está ultimándose la licitación de la redacción de proyectos y dirección de obra. Se tiene el propósito de que las obras arranquen a final de año, en la parcela cedida por el Ayuntamiento de Arrecife, en acuerdo presidido por la alcaldesa capitalina, Ástrid Pérez. El terreno se espera que acoja un total de 400 viviendas protegidas, las primeras de esta consideración en todo lo que va de milenio.

El presupuesto para la licitación de los tres proyectos de Arrecife asciende a 1,1 millones de euros. Junto a la redacción de los proyectos también figura la posterior dirección de las obra, según consideró Sebastián Franquis en una reciente intervención en el Parlamento de Canarias. «Nuestro objetivo es que se puedan cumplir los plazos que nos hemos marcado porque en las próximas semanas el Gobierno aprobará el gasto para licitar los proyectos de construcción de estas 200 viviendas en Arrecife», aseguró el titular de Obras Públicas, Transportes y Vivienda.

Tres meses para la redacción

La licitación, que se confía en que pueda tener lugar entre lo que resta de mes y los primeros días de mayo, permitirá adjudicar esta redacción de proyectos que tienen que ser entregados antes de tres meses al Ejecutivo canario que preside Ángel Víctor Torres, por lo que es viable que se licite la ejecución antes del final de año. Sobre este aspecto, no obstante, la iniciativa dependerá de la evolución de la necesaria tramitación administrativa, por lo que de surgir algún posible contratiempo, habituales en este tipo de procedimientos, las obras deberían esperar a 2022.

Cabe recordar que fue en la primavera pasada, con un importante retraso sobre los planes iniciales marcados, cuando se pudo firmar la cesión de los terrenos, en acto en el Cabildo con presencia de Sebastián Franquis, Ástrid Pérez y la presidenta insular, María Dolores Corujo. Por aquel entonces se dijo que la mitad de las obras para hacer 400 viviendas protegidas será responsabilidad directa del Instituto Canario de la Vivienda y la otra mitad de la empresa pública Visocan.

De respetarse la planificación hecha en la pasada década, la primera promoción de vivienda pública del siglo en la isla, contará con 20 viviendas de menor tamaño, con un solo dormitorio; 30 edificaciones de dos dormitorios; 120 construcciones individuales de tres dormitorios, de rango familiar; y 30 casas de mayor tamaño, de cuatro dormitorios. La segunda promoción, en fecha por definir, se espera que sea de consideración similar.