Visita ayer al Castillo de Guanapay, por técnicos y autoridades. / CARRASCO

Sustratal se compromete a retomar a final de mes la obra en el Castillo de Guanapay

La reactivación está a expensas de la llegada de material a la isla

JOSÉ R. SÁNCHEZ Teguise

Antes de acabar enero se espera que al fin puedan retomarse las labores de rehabilitación del Castillo de Guanapay, se dijo por la representación de Sustratal, la empresa encargada de las faenas, en la visita que ayer se hizo al histórico edificio. Los trabajos se retomarán en cuanto lleguen a la isla los materiales encargados, se precisó por fuentes del Consistorio de Teguise que preside Oswaldo Betancort.

De este modo, se mantiene la intención de que pueda estar lista la fortaleza para su reapertura durante la segunda mitad de 2022, una vez que se ha garantizado la financiación del modificado de las obras, con un añadido de casi 25.500 euros a la partida inicial de 810.000 euros. A nivel local se mantiene el propósito de mantener la fortaleza como la sede del Museo de la Piratería, como ya fue entre fechas iniciales de 2011 y enero de 2020.

Las labores consistirán en rematar lo hecho en el inicio de la actividad, en el afán de proteger muros y elementos básicos de la emblemática estructura. Se empleará un mortero distinto al inicialmente establecido.

El Castillo de Guanapay, también llamado de Santa Bárbara, fue construida sobre el viejo volcán que le otorga el nombre, de mano de Sancho de Herrera. Originalmente consistió en una recoleta torre de planta rectangular. En 1551, el entonces señor de la isla, Agustín Herrera y Rojas, nieto de Sancho de Herrera, decidió convertir la construcción en una modesta fortaleza.