Espacio con las piscinas. / CARRASCO

Pabellón y las tres piscinas de Playa Blanca, para el verano

Obras avanzadas. Yaiza licitará la gestión a la par que se rematan las faenas, según el alcalde, Óscar Noda. Se lleva ejecutado el 75% del presupuesto pactado

JOSÉ RAMÓN SÁNCHEZ Yaiza

En la segunda mitad de 2022, en condiciones normales, podrán entrar en servicios las nuevas instalaciones deportivas cubiertas de Playa Blanca, fruto de una inversión del Ayuntamiento de Yaiza de casi 7,3 millones de euros. La iniciativa está ya ejecutado en un 75%, con previsión de que antes del próximo verano esté la parte final, con los equipamientos, según las previsiones de la constructora que ejecuta los trabajos, Levantina Ingeniería y Construcción, en unión con Solventia. El proyecto y la supervisión corren a cargo de Araña Muñoz Grupo Edita.

Según el alcalde, Óscar Noda, Para hacer real el estreno, por parte consistorial se prevén acciones de cara a que el proceso para adjudicar a un tercero la gestión de todas las instalaciones, con cafetería y aparcamiento bajo suelo, vayan en paralelo al remate de los trabajos.

Todo el techado principal está ya dispuesto, a expensas del aislamiento superior definitivo. Con ello se permitirá avanzar tanto en la consolidación de las piscinas, como en la parte del pabellón, cada uno con sus condiciones particulares específicas para poder acoger, llegado el caso, competiciones oficiales de alto nivel. Estas dos estructuras principales se rematarán a priori casi en paralelo, atendiendo a explicaciones ofrecidas a CANARIAS7 esta semana. Además, se trabaja para tener gimnasio con funcionamiento autónomo, con medidas para gozar de amplia eficacia energética, como el resto del conjunto.

Las tres piscinas han sido montadas con elementos para la fácil localización de fugas; con medios para que no sean precisas roturas cuando sean necesarias las reparaciones. La central es una pileta de 25 metros de longitud, que estará preparada para posibles actividades competitivas. En los dos laterales quedan un vaso de 12 metros, para acoger clases de iniciación al nado; y un vaso más pequeño, destinado a fisioterapia y rehabilitación.

Del pabellón deportivo cabe resaltar que cuenta con dimensiones para dar acomodo a tres pistas para la práctica de diversos deportes de equipo. Con gradas y vestuarios propios, dispone este espacio de la amplia infraestructura con elementos en el techado para facilitar las labores de mantenimiento cotidiano sin necesidad de grúas o similares.

El gimnasio y la sala para actividades dirigidas dispondrán igualmente de acceso particular, para usuarios tanto llegados de la calle, como procedentes del aparcamiento del nivel inferior. Este estacionamiento ya está definido, con cerca de 200 plazas.

Cabe recordar que la construcción de esta amplia infraestructura deportiva en Playa Blanca, se adjudicó a mediados de 2019, por algo más de 5 millones de euros. En diciembre del pasado año se aprobó en pleno el modificado del proyecto, elevándose el presupuesto a casi 7,3 millones de euros, para ganar en calidad en las piscinas y para compensar las dificultades encontradas en la preparación del terreno, una amplia parcela municipal colindante con la estación de guaguas.

En el exterior se van a instalar canchas descubiertas, que aporta la adjudicataria de las faenas.