Imagen del primer día del juicio. / J. l. Carrasco

Montelongo, Sanginés, Lasso y Morales firmaron facturas sólo de servicios prestados

Sigue el juicio de la segunda pieza del caso Montecarlo en Arrecife. Los trabajadores del Ayuntamiento cerraron la sesión negando las acuusaciones en su contra

José Ramón Sánchez López
JOSÉ RAMÓN SÁNCHEZ LÓPEZ Arrecife

José Montelongo, exalcalde de Arrecife, y los exconcejales Víctor Sanginés, Alberto Morales y Eduardo Lasso, han declarado este martes en el Palacio de Justicia, en el segundo día de la vista de la segunda pieza del caso Montecarlo en la capital insular. Todos ellos han dejado patente que siempre firmaron facturas de trabajos o servicios que constaban hechos.

En el caso de Montelongo, de su tiempo como edil de Hacienda, dejó en claro que «ni intervine, ni di directrices a Intervención y Tesorería». Y precisó que fue víctima de la muy mala relación entre los dos funcionarios titulares, viéndose obligado a ejercer de intermediario entre ambos.

Además, quien fuera alcalde a mediados de la pasada década, defendió la validez de los acuerdos plenarios de noviembre de 2011 y mayo de 2012 para pagar facturas pendientes. Aclaró que los listados salieron del «personal de Intervención», con Carlos Sáenz Melero al frente. Este funcionario, ya ajeno al cargo, el lunes asumió en exclusiva las acusaciones del Ministerio Público sobre el registro de facturas no siempre ajustadas a los servicios recibidos por el Ayuntamiento.

En similar tono a Montelongo, por orden cronológico en la vista que sigue la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas, Eduardo Lasso, edil de Festejos, dijo que actuó siempre respetando la norma de tener «el visto bueno del Departamento de Compras».

El también exedil de Festejos Víctor Sanginés dejó en claro que «no me encargaba de contratar, ni de seguir» los contratos. También elucidó que siempre tuvo en cuanta la rúbrica del técnico que certificaba la confirmación de los trabajos pedidos.

Y sobre las facturas con su firma, por estar el técnico de baja, fue así porque había previamente comprobado que los trabajos estaban hechos. Y con informe de Secretaría dando fe y avalando las actuaciones, como así consta en la documentación en poder de los magistrados.

Por último, Alberto Morales, exedil de Obras, Servicios y Turismo, dio explicaciones en similar índole. Insistió en que actuaba tras ver el aval oficial de los funcionarios competentes.

La vista este martes se va a cerrar con las declaraciones de los trabajadores municipales José Nieves, Miguel Leal, Penélope Tabares e Isidro Hernández. Todos ellos han negado ser colaboradores de las acciones punibles que el lunes reconoció a título particular el exinterventor. Además, dieron explicaciones convincentes sobre las facturas que firmaron para reconocer actuaciones para el Consistorio.

El juicio seguirá el miércoles con una primera serie de testigos. Las siguentes sesiones, con más testigos y las conclusiones, entre mayo y junio.