En el centro de la imagen, Juan Francisco Ortega, guía turístico que asegura haber sido testigo desde Lanzarote del meteorito que se dejó sentir en Gran Canaria. / c7

Un guía turístico de Lanzarote, el primer testigo del meteoro en Gran Canaria

«Fue como un fogonazo azul celeste, como una enorme gota de agua con una aureóla que cruzó el cielo en caída hacia la tierra». Junto a él lo pudieron ver varios turistas en Órzola, a su regreso de La Graciosa

Carlos Sixto De Inza Serrano
CARLOS SIXTO DE INZA SERRANO Arrecife

El guía turístico Juan Francisco Ortega Daviet, nacido en Gran Canaria, aunque afincado en Lanzarote hace décadas, ha señalado hoy a CANARIAS7, que en el día de ayer fue testigo ocular del meteoro, cuyo estruendo se dejó notar de una forma muy intensa en la isla de Gran Canaria y que tiene revuelta a la comunidad científica que observa el firmamento del archipiélago.

Según este testigo, que sería el único que realmente vio el fenómeno desde otra isla distinta a Gran Canaria, el suceso ocurrió a la misma hora que señala la prensa que ocurrió en la isla capitalina, es decir -señala- sobre las 15.30 aproximadamente. Juan Francisco explica que acababan de bajarse en Órzola del barco que venía de regreso de La Graciosa «y cuando nos dirigíamos hacia la explanada de las guaguas, en cuestión de segundos, vimos una especie de fogonazo azul celeste en el cielo que nos dejó impactados», explica.

«Debió durar unas décimas de segundo, fue rapidísimo, pero realmente algo increíble, jamás he visto algo igual, parecía una gota de agua gigante con una especie de áurea azul celeste, que atravesaba el cielo, y lo hacía en caída, no de forma ascendente. Fue fugaz, a penas nos dio tiempo a captarlo con la vista» añade.

Juan francisco señala que lo vieron de casualidad porque al subir una cuesta que les llevaba a donde estaban aparcadas las guaguas, tenían que mirar hacia arriba y fue por eso por lo que lo vieron, ya que si no, no hubieran mirado hacia el cielo, eso fue posible gracias a que caminaban en pendiente ascendente cuando el meteoro cruzó el cielo.

También explica que al menos una señora del grupo de turistas que venía junto a él, también pudo verlo, aunque no sabe si alguien más, «porque fue instantáneo y no hizo ruido ni estruendo alguno«.

Juan Francisco pertenece a la cooperativa Avoraservice, de guías turísticos, que lleva décadas operando en todas las islas. Regresaban con un grupo de unos 26 turistas de ver La Graciosa cuando ocurrió el fenómeno.

También explica que en un primer momento se quedaron tan asombrados que ni se lo creían y pasadas las horas cuando pudo ver en la prensa lo que había sucedido en Gran Canaria fue cuando lo relacionó, al ver que había sucedido a la misma hora que él lo vio, Explica.

También dice que ha intentado ponerse en contacto con expertos y estudiosos de este tipo de fenómenos como el Instituto Astrofísico de Canarias, para narrar lo que vieron sus ojos, pero no ha sido posible.