Vista del despliegue en el puerto Marina Rubicón. / © Sailing Energy

La élite mundial de la vela compite y entrena en Playa Blanca, cara a los JJ.OO.

El Puerto Marina Rubicón acoge estos meses a más de 400 regatistas, de 35 países con una decena de medallas de oro y campeones del mundo. El evento genera unos ingresos para la isla de unos 3 millones de euros en apenas dos meses

Carlos Sixto De Inza Serrano
CARLOS SIXTO DE INZA SERRANO Arrecife

Playa Blanca y el puerto Marina Rubicón, en el municipio de Yaiza son estos días el centro neurálgico en la carrera preolímpica hacia las próximas Olimpiadas de París 2024, para la elite mundial de la vela. En total se congregan en este emblemático puerto deportivo más de 400 regatistas de todo el mundo, que pasarán varios meses entrenando o compitiendo en dos regatas, que además congregan a los actuales campeones del mundo de la especialidad iQFOiL (clase de embarcación de la modalidad de windsurf, que será clase olímpica a partir de los Juegos de París 2024, cuando sustituirá a la clase RSX).

Entre los grandes campeones de la modalidad sobresalen​Sebastian Kördel (Alemania) y Marta Maggetti (Italia), además del campeón del mundo de 2021 de la clase y de la PWA, Nicolas Goyard (Francia), quienes han inaugurado en Playa Blanca (Yaiza) esta segunda edición de la primera prueba del circuito internacional de los iQFOiL Games 2023 y la primera regata del calendario mundial, que arrancó este lunes y durará hasta elpróximo sábado.

© Sailing Energy

«En total, se han dado cita 153 participantes, con los vigentes campeones del mundo y medallas de oro de los Juegos Olímpicos, representando a 35 países y todos los continentes», ha señalado Rafael Lasso, CEO de Marina Rubicón y organizador del evento, con la colaboración de la Real Federación Canaria de Vela y Dinghycoach, el patrocinio de Turismo Lanzarote, y el Ayuntamiento de Yaiza, cuyos representes presentaron este lunes el evento.

Base mundial de entrenamiento

De este modo el puerto Marina Rubicón se consolida como base de entrenamiento de invierno que sirve de lugar de preparación para más de 400 atletas de 35 nacionalidades y unos 102 entrenadores entre todas las clases.

Es decir, más de 500 personas que no vienen solo a competir sino a pasar el invierno desde principios de noviembre, convirtiéndose una base que califican los regatistas como «un lugar impresionante para la vela y para el windsurf» que congrega a los mejores del mundo. «Nuestros regatistas han elegido este lugar por tercer año, por ser perfecto para entrenar», dijo Ronnie Meir, presidente de la clase iQFOiL.

© Sailing Energy

Más de 3 millones de euros de impacto económico en la isla

Actualmente en Lanzarote hay más de 500 personas vinculadas con este deporte, que no vienen solo a competir, sino a pasar el invierno en la isla. Esto, suponen más de 3 millones de euros de impacto económico, según los organizadores del evento, que cuenta con el patrocinio del Cabildo, a través de European Sports Destination, de Promotur (Gobierno de Canarias) y del Ayuntamiento de Yaiza. Entre las estrellas que se dejarán ver destacan, la española actual líder del ranking mundial y ganadora de la edición pasada de los Lanzarote iQFOiL Games, Pilar Lamadrid, al neerlandés Kiran Badloe, actual medalla de oro en Tokio, o a Thomas Goyard, actual medalla de plata, entre otros grandes deportistas.

Presentación del evento este lunes. / MARINA RUBICÓN© Sailing Energy