El Cabildo retoma el proyecto para el faro de Alegranza

La primera Corporación asumirá parte del inmueble a cambio de ser partícipe de las obras de mejora en un BIC con categoría de monumento

José Ramón Sánchez López
JOSÉ RAMÓN SÁNCHEZ LÓPEZ

El Cabildo ha reactivado en este mes definitivo de 2019 el proyecto destinado a compartir con la Autoridad Portuaria de Las Palmas la titularidad y los usos del faro de Alegranza, estructura que oficialmente forma parte desde hace años del Patrimonio Arquitectónico de Canarias y como tal fue declarada Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de monumento.

Atendiendo a la publicación que este pasado lunes vio la luz de manera oficial, la primera Corporación contempla tener el control directo de unos 170 metros cuadrados del histórico edificio; quedando garantizado que parte de las instalaciones seguirán bajo control directo de la Autoridad Portuaria, con la finalidad, según fuentes implicadas en la negociación del acuerdo, de que en ellas se puedan guardar baterías y material estratégico básico para el cuidado del faro.

De este modo, a lo largo de 2020 podrá finalmente cobrar forma el acuerdo suscrito entre las partes mencionadas bien avanzada la primavera de 2016. En virtud de este convenio, con el objeto de preservar el patrimonio arquitectónico del faro y su entorno, los usos por parte del Cabildo deberán limitarse a fines científicos y protección del medio ambiente, incluidas las labores de limpieza; asumiendo además las labores de vigilancia cotidiana y cuidado del lugar.

En lo que respecta a compromisos adquiridos por las partes, la Autoridad Portuaria adquirió el de aportar el 60% del precio de ejecución del proyecto más los impuestos aplicables, con vistas a encomendar a Tragsa la ejecución de las actuaciones; ejercer las funciones de dirección facultativa, formalizar el acta de recepción de la obra una vez finalizada, realizar el pago completo directamente a Tragsa por los trabajos de ejecución de la obra y mantener informado al Cabildo. La primera Corporación, por su parte, se comprometió a aportar el 40% del precio de ejecución más los impuestos aplicables.

Hasta los primeros días de enero estará habilitado el plazo para posibles alegaciones.

El faro de Punta Delgada, también llamado faro de Alegranza, fue inaugurado el 20 de abril de 1865. Es el más septentrional de Canarias, situado en la punta que le da nombre, ubicado al este del islote de Alegranza, en el término municipal de Teguise. Tiene dos partes, el propio faro y la caserna. El primero es una construcción de una planta y geometría rectangular y 207,32 metros cuadrados de área, con un patio central al que se accede desde la fachada principal, en torno al cual se organizan las estancias, incluida la torre. Al lado está la caserna, de una planta en forma de L y una superficie de 70 metros cuadrados.