Obras en Garavilla. / CARRASCO

El centro comercial Garavilla podrá abrir con 70 locales y 11 restaurantes

Arrecife permite variar el proyecto, para ganar en seguridad sanitaria. El acuerdo tomado en junta de gobierno contó con varias abstenciones

JOSÉ R. SÁNCHEZ Arrecife.

El centro comercial que se construye en el suelo que albergó a la conservera Garavilla se espera que pueda estrenarse en pocos meses, a tenor de cómo van las obras, a gran ritmo. Cuando llegue el momento de la apertura, la misma supondrá que Arrecife amplíe su actual oferta comercial y de restauración con 70 locales y 11 restaurantes, a tenor del acuerdo tomado en junta de gobierno el pasado miércoles donde se dio luz verde a la modificación de la licencia concedida el 13 de septiembre de 2019.

La nueva licencia supone recortar el número de locales, toda vez que de inicio se contaba con la presencia de 72. Y varía de manera notable en cuanto a la restauración, que estaba muy restringida en su diseño inicial. La variación se justifica en que se da pie a la presencia de amplios espacios abiertos, para ganar en seguridad sanitaria, según las fuentes municipales consultadas.

Además, hay cambios en cuanto a la presencia de quioscos, pues se pasa de 2 a 3; y en presencia de almacenes, pues se sube en una unidad con respecto a los 9 marcados en la documentación aprobada hace poco más de año y medio. También existe una ligera alteración al alza en cuanto al aparcamientos, puesto que de 952 plazas pasa a tener 958.

Las alteraciones se deben a que se gana en volumetría, atendiendo a explicaciones del concejal de Urbanismo, Eduardo Placeres.

Cabe reseñar que todos estos cambios son posibles porque en la junta de gobierno votaron a favor los representantes del Partido Popular (PP), encabezados por la alcaldesa, Ástrid Pérez; y Eli Merino, munícipe de Somos-Nueva Canarias (NC). Se abstuvieron los ediles del Partido Socialista Canario (PSC-PSOE), encabezados por el teniente de alcalde, Alfredo Mendoza; así como Armando Santana, de Somos-NC, curiosamente titular de Turismo, Consumo, Comercio y Hostelería.

Es decir, se repite la situación dada en septiembre de hace dos años, cuando tampoco hubo unanimidad, a pesar de que la alcaldesa defendió que la inversión de 30 millones de euros iba a servir para revitalizar la ciudad.

Años en obras

Este centro comercial se inició en el tramo final de 2017, con el derribo de las instalaciones de Garavilla y el traslado de los escombros, proceso que se extendió durante meses. La edificación de la estructura es de fechas relativamente recientes, con el propósito por parte de los inversores ( Promotora Inmobiliaria Parque Islas Canarias, con Hormiconsa) de tener las obras completadas antes de acabar 2021; si bien es cierto que esta apuesta se hizo antes de que la pandemia afectara a los ritmos económicos.

El edificio está diseñado por los arquitectos Chesa y Mena, quienes en su día también fueron los que con los mismos promotores tuvieron que ver con el aparcamiento subterráneo del parque Islas Canarias y la remodelación de la zona superior. La superficie de venta se diseñó con una ocupación de algo más de 32.000 metros cuadrados.

Varias marcas parece que han mostrado interés en tener presencia en el nuevo centro comercial. Destaca la referencia de Zara, entidad que mantiene en servicio una tienda en Puerto del Carmen y que días atrás optó por cerrar sus instalaciones de la calle Real de la capital, donde operaba en un amplio local en régimen de alquiler. Suena también Primark, si bien aquí, en internet al menos, no figura ningún punto de Canarias en la relación de aperturas inminentes.