Borrar
Autoridades, obispo y representación de Cáritas siguiendo las explicaciones de Martín Martín (fuera de imagen). carrasco
Cáritas tendrá sede aprovechando la obra inacabada de la Cruz Blanca en Altavista

Cáritas tendrá sede aprovechando la obra inacabada de la Cruz Blanca en Altavista

El obispo José Mazuelos ha sido clave para que se retome un proyecto de gran relevancia social. La inversión, 8 millones de euros

josé r. sánchez

Arrecife

Jueves, 16 de febrero 2023, 15:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La infraestructura inacabada en el barrio de Altavista, auspiciada por los Hermanos de la Cruz Blanca para ser residencia de mayores, finalmente será un gran espacio de uso social a cargo de Cáritas. Así se anunció este jueves en un encuentro de Noemí Santana, consejera regional de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud; María Dolores Corujo, presidenta insular; y Ástrid Pérez, alcaldesa de Arrecife; con el director de Cáritas Diocesana de Canarias, Gonzalo Marrero; y al obispo de la Diócesis de Canarias, José Mazuelos.

Para que se haya llegado a un acuerdo destinado a completar una apuesta iniciada en abril de 2009, cuando se puso la primera piedra, ha sido vital la implicación personal del obispo. Gracias a ello hay proyecto, del arquitecto Martín Martín, quien en el encuentro detalló cómo será el nuevo edificio. Para que cuaje, la inversión a comprometer deberá ascender a 8 millones de euros, dijo a CANARIAS7 Caya Suárez, secretaria general de Cáritas.

La suma principalmente deberá proceder de las administraciones. Y hay intención de que así sea, dieron a entender Santana, Corujo y Pérez. En 2026 deberá estar operativo el edificio; siempre y cuando al capital público sea posible unir fondos de Cáritas y aportaciones privadas, con implicación de empresarios.

Sótano y dos plantas

El futuro centro, una vez convertido en realidad, contará con un sótano con plazas de garaje, lavandería de todas las instalaciones, zona de recogida y reciclado de ropa, y de almacenaje y reciclado de residuos; explicó el arquitecto.

La primera planta está concebida para albergar la recepción, el comedor, zona de duchas y lavandería para personas sin hogar, diferentes servicios de acogida, orientación y asesoramiento en materia de empleo y socio educativa, salas de reuniones y conferencias, un centro de día para mayores y una residencia.

Imagen actual del espacio a recuperar.
Imagen actual del espacio a recuperar. carrasco

En la segunda planta irá un centro alojativo de baja exigencia para personas en situación de falta de hogar, salas de formación prelaboral y laboral preparada para la obtención del certificado de profesionalidad del Servicio Canario de Empleo (SCE), pisos de emergencia para familias en situación de exclusión residencial y pisos de tránsito para personas en situación de privación de libertad y sus familiares.

Se aprovechará buena parte de lo hecho, si bien ya sin la base principal anunciada en 2009 cuando se puso la primera piedra, con asistencia de autoridades de la época y del cardenal Carlos Amigo, franciscano. No se mantendrá, eso sí, la apuesta de hace catorce años de centrar el edificio en uso preferente para 80 mayores a tiempo completo y 15 usuarios en el centro de día; toda vez que se ha decidido replantear el uso a las necesidades sociales actuales.

El edificio, visto el planteamiento de Martín Martín, tendrá una superficie útil de 7.000 metros cuadrados, asentándose sobre una parcela que ocupa sobre 3.000 metros cuadrados de terreno. Durante años sirvió el lugar para personas sin techo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios