Momento en el que la lava sobrepasó el acantilado y llegó al mar. / instituto Español de oceanografía / Televisión canaria

La lava del volcán llega al mar

El ritmo de la lava se aceleró en las últimas horas y llegó a la costa a las 23.03 horas

Alberto Artiles Castellano
ALBERTO ARTILES CASTELLANO

La colada de lava que emerge de la erupción del volcán de La Palma llegó al mar diez días después del inicio del fenómeno eruptivo sobre las 23.03 horas. La colada principal del volcán desembocó sobre la playa de La Galería, en Los Palacios, tras aumentar su velocidad en las últimas horas.

Tras cruzar la carretera de la costa en el municipio de Tazacorte sobre las 20.00 horas, y sin apenas la oposición de las plantaciones de las plataneras, ha alcanzado el mar generando una gran columna de humo negro.

El Instituto Volcanológico de Canarias informó por la tarde de la evolución en las últimas horas de la colada de lava, vaticinando que la llegada al agua era inminente, como así se ha cumplido según las estimaciones del buque del Instituto Oceanográfico Ramón Margalef.

Al parecer, la lava podría haber caído en una zona de acantilado de unos 100 metros donde hace unos días se produjo un desprendimiento. Las imágenes han sido tomadas en directo por el programa de Televisión canaria 'Una Hora menos'. La lava podría haber caído sobre una pequeña cala cercana a la playa de Los Guirres, tomando rápidamente contacto con el mar.

Los barrios más cercanos a la zona donde ha caído al mar en la costa de Tazacorte, Puerto Naos, El Remo y La Bombilla, están confinados para evitar la nube tóxica generada por el impacto de la lava en el agua.

«La lava ha saltado un acantilado de más de 100 metros y se está mezclando con el océano, generando una gran nube blanca. El material se está acumulando y está creando una gran pirámide desde el mar hasta el acantilado. Puede tener unos 80 metros de altura. En su base está tocando con el mar y se están generando columnas de gases que llegan a la tierra empujadas por el aire, pero esto normal en este tipo de erupciones al llegar al mar«, aseveró a Televisión Canaria Eugenio Fraile desde el buque del Instituto Oceanográfico Ramón Margalef.

Confinados por la nube tóxica

La nube tóxica no ha supuesto daño o peligro para las personas, dado que se ha mantenido dentro de la zona de exclusión (solo obligó a evacuar a quienes estaban en las inmediaciones con autorización para retirar enseres y productos perecederos) y emanó de la zona de plataneras en la que había amoniaco y tricloruro de boro, entre otros componentes.

El Plan de Emergencia del archipiélago español de las Canarias (Pevolca) no descarta que este episodio pueda repetirse, dependiendo del material que vaya quemando la lava.

Erupción de tipo hawaiano

En estos momentos, la emisión de lava es mucho mayor que la lanzada a lo largo de la pasada semana y, sobre todo, mucho más fluida, en una erupción de tipo hawaiano o efusivo, según el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan).

Después de que el volcán se reactivara ayer tras permanecer prácticamente inactivo unas diez horas, la lava siguió las coladas anteriores -casi detenidas- con un frente significativamente ensanchado y atravesó el centro de la población de Todoque.

Allí, se ha encontrado en su camino el obstáculo de la montaña de Todoque y lo está rebasando por un lateral.

Es precisamente por el «salidero» donde ayer se reactivó la erupción por el que está manando la lava y, aunque sigue habiendo actividad estromboliana en el cráter principal, en estos momentos predomina la fase hawaiana y los expertos no descartan que se puedan volver a producir explosiones bruscas.

Además, en esta novena jornada de erupción del volcán de Cumbre Vieja ha aumentado la emisión de cenizas y la altura de la nube de estas alcanza ya los 7.000 metros, lo que obligó a emitir un nuevo aviso VONA para la aviación civil (Volcano Observatory Notice for Aviation), así como a mantener la vigilancia por si puede verse afectado el tráfico aéreo, además de en La Palma, en otras islas canarias como La Gomera y Tenerife.

De acuerdo con los expertos, el volumen estimado, mediante medidas termográficas, del cono generado hasta ahora es de 10 millones de metros cúbicos y la morfología del mismo cambia constantemente, con sucesivos procesos de crecimiento y reconfiguración.

Otros datos a tener en cuenta son la tasa de emisión de dióxido de azufre, que registró el lunes «un decrecimiento marcado», en torno a las 567 toneladas diarias, y la sismicidad, en las últimas horas localizada a una profundidad de unos 10 kilómetros, además de algunos temblores superficiales en las proximidades del cono.

Las deformaciones del suelo se siguen estabilizando en los componentes horizontales y ha habido una disminución en el vertical.

Zona catastrófica

Los daños causados por el volcán van en aumento: hasta el momento, la lava ha cubierto 258 hectáreas y ha afectado a 686 edificaciones, de las cuales 589 están destruidas, según el último recuento del sistema europeo de observación terrestre Copernicus, mientras que el número de personas evacuadas de sus casas se sitúa en unas 6.000.

Ante esta situación, el Gobierno español ha declarado La Palma zona catastrófica y ha aprobado ayudas por valor de 10,5 millones de euros (unos 12,2 millones de dólares al cambio actual) , de los que 5,5 millones de euros (6,4 millones de dólares) irán destinados a la compra de 107 viviendas y el resto a la adquisición de enseres de primera necesidad, como frigoríficos o cocinas, entre otros, a través de un procedimiento de «tarjeta-monedero».

Esto solo constituye la primera fase de la ayuda, ya que habrá una segunda en la que, cuando cese la erupción, se procederá a un «Plan de Reconstrucción de La Palma», que consistirá en la reparación y restauración de daños en las viviendas, infraestructuras viarias hidráulicas, explotaciones ganaderas, cultivos, zonas forestales y equipamientos públicos, así como la promoción del turismo y la dinamización industrial.