La acumulación de piroclastos crea un nuevo cono volcánico

La actividad en los focos emisores del cono principal ha sido escasa e intermitente en las últimas horas

Carlos Santana Beltrán
CARLOS SANTANA BELTRÁN Las Palmas de Gran Canaria

El director del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende y María José Blanco es la jefa del Centro Geofísico en Canarias del Instituto Geográfico Nacional (IGN) y portavoz del comité científico han comparecido este miércoles para dar a conocer las últimas novedades de la erupción volcánica.

La actividad eruptiva continúa concentrándose principalmente en el flanco noreste, donde la acumulación de piroclastos ha dado lugar a la formación de un cono de piroclastos con actividad estromboliana y efusiva que emite coladas lávicas que no ocupan territorio nuevo.

Los pequeños desprendimientos que se producen en el interior del cráter de este cono, aportan bloques que son transportados por las coladas. En los focos emisores del cono principal la actividad ha sido escasa e intermitente, predominando la actividad fumarólica. L a altura de columna medida hoy ha sido de 3500 metros y la nube de desarrollo de vapor alcanza los 5200 metros.

Los hechos más relevantes en las últimas horas ha sido que en la zona restringuida en el sur de la emergencia hubo niveles de gases que frenaron el acceso de la ciudadanía para hacer labores de limpieza. «Durante la noche perdieron intensidad, y han bajado de la zona de concentración peligrosa y se les ha permitido el acceso durante esta mañana», apuntó Morcuende

Hay 533 realojados, cuatro menos que ayer de los que 422 están Fuencaliente, 71 en Los Llanos de Aridane y 40 en Breña Baja. Hay 43 personas dependientes en distintos centros sociosanitarios de la islas.

«Los valores del tremor siguen en valores medios, con algún pulso de intensificación. Desde hace dos días hay un incremento del número de sismos, tanto en profundidad media como a gran profundidad. Se nota sobre todo en la sismicidad intermedia. Hay estabilidad en la deformación sin tendencia definida con una ligera deflación local en las más alejadas del cono», explicó.

La actividad eruptiva sigue concentrándose en el noroeste del cono que emite lava que no' afecta a nuevos territorios. « La actividad en los focos emisores del cono principal ha sido escasa e intermitente«, apuntó Blanco.

La dispersión de las cenizas seguirá hacia el sur-suroeste permitiendo una buena actividad aeroportuaria. Además, se esperan lluvias en general débiles al nordeste de la isla con una posible entrada de calima a partir del sábado de forma débil por lo que no afectará a la calidad del aire al retirarse el domingo.

Morcuende comenzó su intervención recordando la necesidad de extremar las precauciones para evitar la propagación de la covid-19 ante el repunte registrado en todo el mundo. «Conviene adoptar medidas preventivas», señaló. Además, recalcó la necesidad de que los visitantes lleven alguna prenda reflectante, como un chaleco, sobre todo en horas de noche para evitar accidentes facilitando así su visibilidad. «Al objeto de evitar problemas de accidentes y víctimas», destacó.

Los últimos datos disponibles de la superficie afectada se siguen estimando en 1.134 hectáreas. El delta lávico del sur se sitúa en unas 48,03 hectáreas y el del norte en unas 5,05 hectáreas. La distancia máxima entre coladas exteriores es de 3.350 metros.