Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 25 de febrero
Imagen de archivo de los restos del volcán de La Palma.
La Palma

El decreto agrícola para La Palma permite la reconstrucción del 75% de las fincas

Este decreto ley será el segundo aprobado por el Gobierno de Canarias en su hoja de ruta para la reconstrucción de La Palma

Efe

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 5 de febrero 2024, 11:27

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El consejero de Agricultura del Gobierno de Canarias, Narvay Quintero, ha presentado el decreto agrícola para la reconstrucción de La Palma tras la erupción volcánica, que zonifica la superficie de coladas según el espesor y la estabilidad del suelo y permite la recuperación del 75% de las fincas sepultadas bajo la lava.

El decreto ley de medidas en materia agraria para la recuperación económica y social de la isla de La Palma tras la erupción volcánica de Cumbre Vieja será el segundo de los decretos aprobados por el Gobierno de Canarias en su hoja de ruta para la reconstrucción, formada por el decreto habitacional ya en vigor, por este en materia agraria y por los próximos decretos de vivienda pública y usos de suelo especiales.

De las más de 300 hectáreas de cultivo, principalmente platanera, sepultadas bajo la coladas del volcán, esta norma prevé la reconstrucción del 75% de la actividad agraria en las mismas parcelas, según el enfriamiento y la estabilidad del suelo, permitiendo cuando las condiciones no sean favorables la reubicación de la finca en otro punto de la isla.

Zonas de replantación

El decreto diferencia cuatro zonas según sus posibilidades de replantación y marca la mayor parte de la superficie como «zona de recuperación agraria» y «zona de recuperación agraria con más de diez metros de espesor de colada», en los que se permite el cultivo y la reconstrucción de las infraestructuras preexistentes destinadas al uso agrícola.

Cuando el espesor de las coladas es de diez metros o mayor se requiere de un informe científico y técnico favorable para la reconstrucción de infraestructuras de mayor tamaño que requieran de cimientos con más de 50 centímetros de profundidad.

El decreto ley marca una franja al sur de la Montaña de Todoque como «zona de recuperación agraria condicionada», especificando que es «susceptible por riesgo de colapso» debido a la existencia de tubos volcánicos y temperaturas más elevadas, aunque «no se descartan cambios en la zonificación de cara a futuro», según ha explicado Quintero.

Del proceso de recuperación agraria quedan excluidas dos zonas de la superficie de coladas por «las elevadas pendientes y condiciones topográficas de los suelos que la integran» en los acantilados que crearon la nueva fajana, y en la nueva zona de dominio público marítimo-terrestre de los deltas lávicos.

El consejero de Agricultura ha explicado que «aquellas personas que no quieran continuar en la actividad agraria recibirán una indemnización por parte del Gobierno, y esos terrenos serán cedidos a otros agricultores que en su zona no puedan reconstruir».

Sin embargo, Quintero ha recordado que las subvenciones comunitarias del POSEI hasta 2025 están condicionadas a la reconstrucción de las fincas, por lo que «quien reciba esas ayudas, sabe que si no reconstruye tiene que devolver el dinero, porque fue lo que planteó Europa en su momento».

Este decreto permite tanto la reconstrucción individual como la concentración parcelaria, siempre por iniciativa privada, ya que el consejero considera que «la intervención pública podría entorpecer o alargar los tiempos, y en cambio en la privada son aquellas personas interesadas quienes firman y reparcelan su propiedad».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios