Imagen cedida por el profesor de Geología e investigador de la ULPGC José Mangas de la zona de exclusión del volcán de La Palma. / JOSÉ MANGAS

Continúa la presencia anómala de CO2 en La Palma, tras cinco meses del fin de la erupción

La exposición reiterada a exposiciones a concentraciones de CO2 de 150.000 ppm (partes por millón) puede ser letal

EFE Santa Cruz de Tenerife

El Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) ha advertido de que continúa la presencia anómala de dióxido de carbono (CO2) en el aire en la zona de La Bombilla y Puerto Naos, en La Palma, más de cinco meses después de que se diera por finalizada la erupción volcánica en la isla.

Según investigaciones realizadas por este instituto, y que este martes publica en sus redes sociales, la cantidad de CO2 por unidad de área (kilómetros cuadrados) que emite a la atmósfera la zona de La Bombilla (0,033 kilómetros cuadrados) es unas 30 veces superior a la cantidad de CO2 por unidad de área (km2) que se emite a través del todo el edificio volcánico de Cumbre Vieja (220 km2).

Recuerda que en la actualidad la zona de La Bombilla dispone de una red instrumental para la monitorización del dióxido de carbono (CO2) en el aire ambiente compuesta por 5 estaciones, de las cuales dos son de la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias (DGSE-GOBCAN), 2 del Instituto Geográfico Nacional (IGN) y uno del Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN).

En ocasiones las concentraciones de CO2 en el aire ambiente, a 30 centímetros del suelo, que registran las estaciones de la DGSE-GOBCAN e IGN, superan los 40.000 partes por millón (4%), límite superior que pueden detectar los sensores de estas estaciones, y se registran valores promedios diarios de CO2 entre los 10.000 ppm (1%) y los 30.000 ppm (3%).

En el caso de la estación del InvolcaN, se han llegado a registrar valores promedios diarios de CO2 entre los 50.000 ppm (5%) y los 215.000 ppm (21,5%).

En exteriores y en zonas pobremente ventiladas, como ocurre en algunos puntos de La Bombilla, la exposición reiterada a concentraciones de CO2 entre los 30.000 ppm (3%) y los 50.000 ppm (5%) provoca dolores de cabeza y el ritmo respiratorio se acelera, pero esta resulta letal en el caso de la exposición a concentraciones de CO2 del orden de las 150.000 ppm (15%).

Zona de Puerto Naos

En la actualidad la zona de Puerto Naos dispone de una red instrumental para la monitorización del dióxido de carbono (CO2) en el aire ambiente compuesta por 7 estaciones de las cuales dos son de la DGSE-GOBCAN y 5 del Involcan y la Universidad de Azores.

De esta red instrumental, tres estaciones registran la cantidad de CO2 en el aire ambiente exterior mientras que las restantes registran la cantidad de CO2 en el aire ambiente en el interior de inmuebles de Puerto Naos.

De acuerdo con la investigación de Involcan, al igual que en La Bombilla, las estaciones en Puerto Naos para la monitorización del CO2 en el área ambiente de exteriores superan el valor del límite superior que pueden detectar sus sensores, registrando valores promedios diarios de CO2 entre los 5.000 ppm (0,5%) y los 30.000 ppm (3%).

Según criterios establecidos para la calidad del aire en interiores, el tiempo de permanencia para las personas en interiores no debe exceder los 30 minutos si las concentraciones de CO2 se encuentran entre los 5.000 ppm (5%) y los 25.000 ppm (2,5%) y se recomienda su ventilación inmediata.

El Involcan ha instalado recientemente en Puerto Naos una red NO instrumental de 40 puntos de observación en el interior de inmuebles (planta baja a nivel de calle) gracias a la colaboración de propietarios y administradores de la zona con la finalidad de evaluar una posible zonificación de este peligro volcánico en Puerto Naos.

Esta red de trampas alcalinas no proporciona información sobre las concentraciones de CO2 en el interior de los inmuebles, pero si permite conocer la cantidad de CO2 que puede llegar a atrapar en las mismas.

La exposición de estas trampas alcalinas es de aproximadamente 7 días y los investigadores del Involcan han establecido que una calidad del aire ambiente de interior aceptable debiera registrar un valor inferior a los 120 miligramos diarios de CO2 atrapados por este tipo de trampas.

Precisa que la mayor parte de Puerto Naos registra valores superiores a los 120 miligramos diarios llegándose a registrar en algunos puntos de observación valores superiores a los 200 miligramos diarios.