Imagen del desembarco de las víctimas de una patera rescatada a 500 kilómetros de El Hierro. / EFE

«Las islas son un agujero negro para los derechos de los inmigrantes»

Caminando Fronteras reclama una reunión urgente de todos los ministerios implicados en este fenómeno

B. HERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

La ruta atlántica ha convertido a Canarias «en un agujero negro» para los derechos de los inmigrantes y para la democracia. La portavoz de Caminando Fronteras, Helena Maleno, se muestra tajante y considera que en este momento, por el incremento del numero de llegadas y muertes en el mar, así como las condiciones en que se producen, «estamos asistiendo a una gravísima crisis de derechos humanos en el archipiélago» ante la «completa y terrible inacción» del Gobierno del Estado.

Ante esta situación, la organización lleva meses alertando de la necesidad de una reunión de los diferentes ministerios implicados -Presidencia, Justicia, Inclusión, Derechos Sociales, Interior y Transportes (del que depende Salvamento Marítimo)- y con presencia de Canarias «porque parece que esperan llegar al límite y después improvisar».

Los datos de Caminando fronteras indican que «este año será el peor» porque en el primer semestre ya se alcanzaron las cifras de muertes de 2020. «Esperamos una catástrofe y por eso pedimos una reunión urgente con todos los ministerios concernidos». En este sentido, se pregunta por qué la frontera solo depende de Interior y por qué no intervienen otros departamentos con responsabilidades en esta materia y se mejoran los derechos de estas personas. «En Canarias», insiste, «nadie ha hecho absolutamente nada y es falta de voluntad política».

Sin comparar las tragedias, apostilla Maleno, hizo hincapié en la diferencia a la hora de acoger a los refugiados afganos, donde sí ha existido coordinación ministerial, circunstancia que a su juicio tiene que ver con «endulzar crisis más mediáticas para limpiar la imagen de un Gobierno que está fracasando en la gestión de los derechos humanos».