El primer teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Samuel Henríquez, en su despacho de las Oficinas Municipales de San Fernando de Maspalomas. / COBER

«Era inexplicable que lleváramos 20 años peleándonos por 20.000 metros cuadrados»

El edil de Urbanismo de San Bartolomé de Tirajana asegura que con el desbloqueo del desarrollo de Meloneras 2A ganan todos, el municipio, la isla y también el promotor

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO San Bartolomé de Tirajana

Samuel Henríquez tomó posesión en noviembre de 2021 y asegura que ha hecho más en 6 meses que su antecesor en dos años, pero anuncia nuevos retos para lo que queda de mandato.

-¿En qué han cambiado las cosas para que 20 años después se haya alcanzado un acuerdo?

-Yo creo que la disposición de la administración. Es incomprensible que llevemos 20 años padeciendo este problema, porque cuando hablamos del Meloneras 2A hablamos de generación de empleo, de riqueza. El pasado mes de septiembre resolvimos un recurso de reposición que presentaba la empresa y nos dio pie a esta modificación menor del PGO en el sector.

Lo primero que hemos hecho es determinar y esclarecer los metros de zonas verdes y espacios libres. Era la razón del eterno debate que impedía la posibilidad de otorgar licencia e impulsar el desarrollo en una zona que es estratégica para la isla y para San Bartolomé.

Una vez tuvimos claros esos metros, que se quedan en 168.000 metros, en un acuerdo total entre técnicos municipales y la empresa, y con la mediación de los políticos, en este caso, de mí, como responsable de Urbanismo, se nos dio la posibilidad de pasar a la segunda pata de esta modificación: si la urbanización está culminada, y lo está.

Y la tercera es la más ambiciosa, la oportunidad para rediseñar el sector.

-¿En qué consiste ese rediseño?

-El Ayuntamiento logra una parcela más amplia, que sea transversal en todo el sector, desde el centro comercial Varadero al hospital, con zonas verdes, espacios libres y zonas dotacionales.

Generamos también nuevas vías y nuevos accesos y, por otra parte, desbloqueamos una inversión privada estratégica que ascenderá a más de 1.000 millones de euros, la construcción de nuevos espacios hoteleros, hasta tres, la creación de 3.000 puestos de trabajo directos y 2.000 indirectos.

En fin, recuperamos la competitividad como destino. Hace más de 10 años que no se inaugura un nuevo hotel en San Bartolomé.

-¿Para cuándo la licencia?

-Si todo sale según lo previsto, primero trasladaremos esta modificación al órgano ambiental del Ayuntamiento. Trabajamos con la intención de que antes de que acabe el mandato demos la licencia para construir nuevos hoteles.

-¿Entonces quedaría colmatada Meloneras?

-Quedan por desarrollar Golf Meloneras y Meloneras 2B, por eso pensamos que lo ideal sería que los aprovechamientos urbanísticos de Meloneras 2B que le correspondan al Ayuntamiento se concentrasen también junto a esta nueva parcela generada con el cambio en Meloneras 2A, con lo que San Bartolomé tendría un gran solar público en la milla de oro de Gran Canaria.

¿Para qué serviría? Por ejemplo, para un recinto deportivo competitivo que tendría también atractivo turístico. Y hemos generado una gran zona verde en el entorno del ExpoMeloneras.

-¿El Ayuntamiento ha cedido en sus pretensiones?

-El Ayuntamiento ha cedido y la empresa también, que tenía pretensiones mayores. Faltaba sentarse, que es lo que no ha habido de aquí para atrás, y que los que gobiernan, lideren, que es para lo que nos votan los ciudadanos. Así es como conseguiremos que dentro de dos o tres años haya más empleos, nuevos hoteles, que la gente que quiere invertir en las islas lo pueda hacer.

En 6 meses de negociaciones cerramos este debate histórico con el aval de todos los técnicos municipales. Es inexplicable que lleváramos 20 años peleándonos por 20.000 metros cuadrados. En San Bartolomé había intereses que nadie entendía.

-Meloneras 2A parece encaminada. ¿Y el Siam Park?

-Hemos hecho todo lo que estuvo en nuestra mano. Primero, para dar respuesta a la reclamación del Estado sobre los aprovechamientos urbanísticos. Esa petición llegó entre diciembre de 2019 y enero de 2020 y no se había contestado. Sin eso no podíamos avanzar.

Asumí Urbanismo en noviembre de 2021 y ya estaba contestada en enero de 2022. Esperamos dos meses prudentes y que el Supremo admitiera los recursos de casación para llevar a la junta la aprobación inicial del proyecto de gestión, urbanización y ejecución del parque.

Esos eran los pasos que podíamos dar hasta que llegó el Supremo y tumbó el PMM de El Veril, cosa que, sinceramente, no entendemos, porque es un tema de procedimiento. Ahí es donde uno cuestiona la burocracia de la administración.

Es un revés para una inversión que es estratégica para San Bartolomé, porque si bien Meloneras es la milla de oro de la isla, Siam Park iba a ser un elemento tractor, dinamizador para una zona que además tiene cierto deterioro. Implicaría un impulso para renovar Playa del Inglés y diversificar la oferta turística de la isla.

-Parece que la mejor opción es hacer un nuevo PMM...

-Desde el minuto uno estuvimos coordinados tanto con el Cabildo como con la propiedad para barajar distintas posibilidades para tratar de desbloquear la inversión a la mayor brevedad posible. Y sí, aunque aquí en San Bartolomé nos decantábamos por el artículo 123 de la Ley del Suelo y que el Cabildo declarase el proyecto de interés insular, al final se optará por un nuevo PMM.

-PP-AV dice que no ve viable el PMM ni el 123 porque no cumpliría los requisitos.

-Al anterior alcalde le diría: gobernó con mayoría absoluta desde 2011 a 2019 y fue incapaz de desbloquear un proyecto que entró en el Ayuntamiento en 2012. En segundo lugar, existe una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias que dice en su argumentario que en la etapa en la que él fue alcalde frenó el desarrollo y el impulso del parque. Y en tercer lugar, creo que ni siquiera se ha leído el artículo 123. Porque las valoraciones que hace nada tienen que ver con el desarrollo de ese artículo y sucesivos hasta llegar al 28.

Nosotros hemos probado con hechos que queríamos desbloquear el Siam Park. PP-AV no. Entró el proyecto en 2012 y no le otorgaron licencia en 8 años de mayoría absoluta. Y en los dos primeros de nuestro gobierno perdimos el tiempo.

El anterior concejal de Urbanismo, Alejandro Marichal, podía haber resuelto el recurso que llegó del Estado, por cierto, motivado por alguien que no quería que el parque se desarrolle. Ni uno ni otro hizo lo que tenía que hacer.

Nosotros hemos cumplido con nuestra obligación, que era dar los pasos que la ley nos permitía. De hecho, es que no nos ha supuesto ningún perjuicio, sino que el PMM ha decaído, la aprobación inicial se archiva y hay que volver a la casilla de salida, por desgracia.

-¿Cree que si PP-AV vuelve al gobierno local, para el proyecto?

-Lo desconozco, no puedo hablar de lo que pueda pasar en el futuro, pero sí parece que algunos se alegran de que nosotros hayamos tenido que frenar este impulso, porque han salido sobre la marcha a decir que es un paso atrás, que es un retroceso; parece que se alegran. Y la gente no entiende de avatares políticos, solo quiere que le desbloquees los asuntos; no entienden cómo es que hay un señor que quiere invertir 100 millones y no puede.

No puede ser que en 2012 un promotor presentase un proyecto que es estratégico para Cabildo, Gobierno y San Bartolomé y que los pasos determinantes se hayan dado en los últimos 6 meses: resolver aquel recurso y la aprobación inicial. Estamos desbloqueando asuntos.

-Queda menos de un año para acabar el mandato, ¿qué otros objetivos se traza?

-La aprobación definitiva del Plan Parcial de Montaña La Data, conseguir regularizar los asentamientos que se han generado en El Salobre, Lomo los Azules o Lomo de las Cuatro Matas, impulsar Golf Meloneras o el desarrollo de la entrada a San Bartolomé por San Agustín.

Y otro objetivo es el PGOU. Hemos puesto una partida de 1 millón para recuperar el plan de Gesplan y que sea impulsado por San Bartolomé. Estamos culminando la documentación técnica, los pliegos técnicos y administrativos para trasladarlos al departamento de Contratación.

Es estratégico, y es inexplicable que el municipio turístico más importante de Canarias lleve desde 1996 sin un documento claro de planeamiento, que haya habido un gobierno con mayoría absoluta 8 años y que no haya sido capaz de hacerlo, porque quizás se centraban en lo coyuntural, no en lo estructural.

-¿Habrá tiempo para tener una propuesta de redacción antes de que acabe el mandato?

-Nuestro compromiso es licitar el documento. Los técnicos municipales, muy escasos, están haciendo un gran esfuerzo. Licitarlo ya es un paso importante.

-¿Le consta que la falta de PGO esté frenando inversiones?

-Semanalmente, o quincenalmente, recibo a promotores comerciales, de restauración... Por ejemplo, hay mucho interés en los centros comerciales obsoletos de Playa del Inglés. Pero no hay disposición de suelo. San Bartolomé sigue siendo un destino atractivo, y a partir de lo de Meloneras 2A lo va a ser más.

Sé, por ejemplo, de empresas fuertes como Mercadona, que están buscando suelo, tanto en zona turística como residencial, y no existen parcelas. Así que sí, se está perdiendo riqueza.

-¿En qué punto están con los centros comerciales obsoletos?

-Son puntos negros, centros comerciales antiguos, obsoletos, con la propiedad muy atomizada, pequeños empresarios para quienes esas tiendas tienen un valor muy sentimental y les cuesta desprenderse de ellas. Cuesta mucho que entre ellos mismos se pongan de acuerdo, teniendo en cuenta que están en las mejores parcelas a desarrollar...

-¿Depende de ellos entonces?

-Sí, pero las administraciones debemos ser capaces de mediar, de generar instrumentos para el desarrollo, hay experiencias en planes de modernización destinadas exclusivamente a zonas comerciales que les generen incentivos.

-¿Esa es la opción?

-Esa es una. Por ejemplo, los del centro comercial Metro (para el que iniciamos un expediente de ruina que está pendiente de que decidan si actúan ellos o establecemos un convenio) han de saber que si ese espacio, 11.000 metros cuadrados, lo ponen a disposición de los inversores, al día siguiente van a tener un comprador; lo que construyan allí tendrá más valor que lo de ahora. Y estamos trabajando con los empresarios de Anexo I y Anexo II para un proyecto de renovación de ese espacio.