José Miguel Bravo de Laguna. / c7

UxGC propone reducir en un 50 % el IRPF a todos los residentes en Canarias

Según José Miguel Bravo de Laguna, «no se ha conseguido que los incentivos fiscales beneficien de manera directa a los trabajadores canarios»

EFE Las Palmas de Gran Canaria

El portavoz de UxGC en el Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna, ha adelantado que uno de las propuestas del programa económico de su partido será reducir en un 50 % el IRPF de los residentes en Canarias, en el tramo autonómico y estatal.

El portavoz de Unidos por Gran Canaria ha señalado que esta medida se plantea en un momento en el que la Administración está «batiendo récord de recaudación», destacando que supondría un «decisivo desahogo de la economía familiar y de los autónomos» del archipiélago.

Según José Miguel Bravo de Laguna, los actuales incentivos fiscales fueron diseñados «específicamente para el sector empresarial», a través de fórmulas que trataban de diversificar la economía, facilitar la inversión y generar creación de empleo, pero «no se ha conseguido que los incentivos fiscales beneficien de manera directa a los trabajadores canarios«.

Por eso, desde UxGC proponen la aplicación de una bonificación en el IRPF a todas las rentas del trabajo obtenidas en Canarias, como la que actualmente se aplica en Ceuta y Melilla.

De esta forma, la formación busca trasladar los incentivos del REF a los trabajadores y las familias a través del IRPF, lo que consideran que «permitirá una mayor capacidad de gasto y consumo a los ciudadanos, al disfrutar de una mayor renta disponible, lo que, indirectamente, beneficiaría también a las empresas canarias«.

Esta medida es uno de los puntos del programa económico del partido, junto con otras de «gran impacto», como la «reducción del IGIC del 7 % al 5 %», ha avanzado Bravo de Laguna.

Se trata de «atender a las especiales circunstancias de Canarias, con una situación económica muy complicada» y, además, «lastrada por el mayor agravamiento que supone la insularidad cuando la coyuntura internacional es tan complicada como la que estamos viviendo en estos momentos», ha recalcado Bravo de Laguna.

José Miguel Bravo de Laguna ha subrayado que es «muy preocupante» que «la inflación haya alcanzado su máximo de los últimos 37 años, castigando duramente la economía doméstica«.

Según los datos publicados por el INE, un tercio de los hogares de Canarias no consigue llegar a fin de mes, ha dicho.

«No hay ninguna otra comunidad autónoma con un porcentaje tan alto de familias con problemas para salir adelante cada mes. Por desgracia, en este tipo de indicadores, seguimos siendo los primeros«.

Según José Miguel Bravo de Laguna, el Gobierno de Canarias debe «iniciar un proceso de reflexión con todos los partidos políticos y sectores de la sociedad canaria para buscar fórmulas que trasladen a las familias los beneficios del REF«.

En esta línea, ha señalado la necesidad de «reformular los incentivos y simplificarlos, para que el conjunto de la sociedad canaria también perciba y reciba directamente los beneficios asociados al REF».

Enrique Hernández Bento.

Por su parte, Enrique Hernández Bento ha hecho hincapié en la «complejidad de la normativa del REF, así como los estrictos criterios interpretativos de los requisitos exigidos en su aplicación», lo que ha generado «muchísima inseguridad jurídica» entre las empresas, y «continuos conflictos con la Agencia Tributaria», que han acabado resolviéndose en los tribunales.

A juicio de Hernández Bento, «para atraer la inversión se necesitan marcos jurídicos fiables y estables« porque »la incertidumbre es el peor de nuestros enemigos«.

La estructura económica de Canarias se ha «diversificado muy poco en los últimos 30 años«, ha indicado, y por ello sigue siendo »una economía con rentas muy bajas que depende, fundamentalmente, del turismo«.

Para Hernández Bento, «ha llegado la hora de una revisión completa de los incentivos del REF».

«Lo peor que podemos hacer, es no hacer nada», han coincidido ambos representantes.