Un atentado ecológico acaba con 750.000 abejas de premio

El galardonado apicultor Juan Félix Díaz ha denunciado ante el puesto de la Guardia Civil de Guía y la unidad del Seprona el sellado de sus colmenas con espuma de poliuretano. El acto, que califica de atentado medioambiental ha supuesto la muerte de 750.000 abejas, 18 colmenas en total.

PATRICIA VIDANES SÁNCHEZ | GÁLDAR

El galardonado apicultor grancanario Juan Félix Díaz ha denunciado ante la Guardia Civil y el Seprona la muerte de 750.000 abejas en lo que califica un atentado ambiental de enormes consecuencias, y no solo económicas, pues se han peritado en 5.400 euros las pérdidas.

Solo unas 1.000 abejas se han salvado aunque la probabilidad de que subsistan ahora sin abeja reina son escasas, tras el sellado con espuma de poliuretano de 18 colmenas –12 de su propiedad y 6 de un compañero–. El sabotaje se produjo la semana pasada y «los daños son cuantiosos», afirma Juan Félix Díaz, de Lomo Buenavista, en Gáldar.

«Sin reina no hay futuro. Una reina tarda y mes y una semana en poner, y ahora acaba la primavera», cuenta. A ello se suma que se tarda «un año para que se recobre la población de plantas. Entonces, son dos años de trabajo perdidos».

Resalta este apicultor que «el daño ecológico en la zona es enorme» y lo que más le «solivianta» es que «se habla de maltrato animal con perros y caballos, pero no se utilizan los mimos términos cuando son abejas las dañadas». En este caso, 750.000 muertas, en su mayoría por asfixia.

Las sospechas sobre la autoría del atentado ambiental recaen sobre una persona que ya había vertido amenazas. En esa línea trabaja la Guardia Civil, además de que se investiga si alguien ha requerido atención médica por la probable picadura de las abejas.

Hay que recordar que Mieles Maraseo, del Juan Félix Díaz, se alzó con el premio a la Mejor Miel de Gran Canaria 2019 en el Concurso del Cabildo en el que compitieron 53 muestras de 50 profesionales y aficionados; y que Díaz participa en el programa de mejora de la abeja negra canaria.